Cabrera replicó a la UIA y a Techint

Consultado en Córdoba acerca de las afirmaciones de que la industria tiene las manos atadas para poder competir según afirma la Unión empresaria, el ministro respondió no saber como sacan esa cuenta, “un autopartista argentino tiene la misma reforma tributaria que cualquier otra empresa. El Impuesto a las Ganancias baja del 35 por ciento a 25 por ciento en cuatro años. Cero impuesto a los Ingresos Brutos por extraña jurisdicción, era más de cuatro. Estamos trabajando en reformas logísticas para que los camiones, con ciertos cambios estructurales, carguen más que antes, y también el uso de bitrenes en algunas rutas.”
 
–Miguel Acevedo, de la UIA, se quejó de que se levantaron apresuradamente licencias no automáticas de sectores sensibles.
–No se levantó ninguna licencia no automática de sectores como textiles y calzado. Se levantaron las que corresponden a sectores automatizados o insumos difundidos, como el acero. De hecho, las empresas que hacen acero en la Argentina son muy pocas y son ultrapoderosas.
–Pero están entrando motores eléctricos, dijo este dirigente.
–Son ejemplos que le dieron (a Acevedo) en Santa Fe, pero la Argentina debe estar integrada al mundo y ya tenemos aranceles altísimos. No podemos prohibir que un empresario entre algo pagando los aranceles.
–La inflación y el dólar también vienen complicando a la industria. ¿No?
–Una de las razones por las que se bajaron las tasas de expectativa en la lucha contra la inflación era para que el dólar estuviera más libre y no hubiera un sesgo para traer dólares e invertir en actividades financieras en pesos. Este nivel del dólar le da competitividad a sectores de la economía transable. A los no exportadores, este dólar les sube el precio de la competencia externa. A todo lo transable le conviene.
–¿Qué pasará con la producción en el primer semestre?
–Seguirá impulsada por la obra pública, la obra privada, la inversión energética, como la de Villa María, y la dinámica de la industria automotriz. Brasil está creciendo y es cuando a la Argentina le va bien.
–Pero la mayor parte de los autos que se venden acá son brasileños.
–Sí, sí, pero ahí también hay una cadena: concesionarias, mantenimiento, repuestos. Nos interesa impulsar el sector industrial.
“Fadea debe ser autosustentable”
Para el Gobierno, debe ser una empresa estratégica, apuntó.
Por estar emplazada en el predio de una unidad militar, Fadea depende directamente del Ministerio de Defensa de la Nación. De cualquier forma, ante una pregunta, Cabrera se refiere a la compleja situación de la planta. “El Gobierno tiene la meta de que Fadea sea una empresa autosustentable, estratégica para el país, y nosotros desde Producción estamos para ayudar a explorar nuevas opciones tanto para ampliar las posibilidades de comercialización de sus productos como para ingresar en nuevos negocios”, dijo.
Fuente: La Voz del Interior