Acciones de la CNV frente a la emergencia sanitaria

En el marco de la emergencia sanitaria frente a la pandemia por coronavirus COVID-19, la Comisión Nacional de Valores (CNV) viene garantizando el funcionamiento de sus operatorias mediante la disposición de una serie de medidas tendientes a cumplir con el seguimiento, supervisión y control del mercado de capitales.

En el entendimiento que la responsabilidad y colaboración es colectiva, la CNV ya había dispuesto el martes -junto con el resto del sector público en general- el trabajo remoto para la mayoría de su personal sin perjuicio que ello implique el abandono de sus tareas regulatorias de los mercados.

En virtud de las restricciones de circulación que impone el aislamiento obligatorio, habilitó 12 mesas de entrada virtuales que reemplazan desde la semana pasada la que regularmente operaba de manera presencial. En el mismo sentido, abrió un canal electrónico exclusivo de atención al inversor.

Dispuso también ampliar los plazos de presentación de los estados financieros trimestrales al 31/03/2020, fecha que también regirá para la suspensión de los procedimientos administrativos y la celebración de las asambleas generales ordinarias de sociedades, cuyo cierre fue el 31 de diciembre último.

Del mismo modo, continúan suspendidas las fechas de exámenes de idoneidad hasta el último día de marzo, cuando se evaluará la apertura del nuevo calendario y sus fechas para que los regulados puedan cumplir con el requisito para cumplir con la actividad.

El presidente CNV, Adrián Cosentino, afirmó que el organismo continúa trabajando en diálogo directo con los mercados y sus participantes, a la vez que garantizó el monitoreo y las operaciones de los agentes a instancias de un comité de riesgo interdisciplinario que puso en funcionamiento al momento de asumir, en febrero último.

Cosentino destacó la comunicación permanente con los mercados para que cualquier decisión que deba adoptarse en el marco de esta crisis se haga de manera consensuada con los actores involucrados, a la vez de transmitir información acerca de suspensiones de plazos y nuevas modalidades  de operatorias virtuales.

“Hemos implementado un trabajo de seguimiento de intermediarios, su situación de negocio y solvencia, de forma de contar con capacidad de asistencia e intervención coordinadamente con los mercados bajo su órbita de regulación”, afirmó.

Cabe mencionar que, además, la CNV se encuentra evaluando una serie de medidas normativas y vinculadas con mecanismos de financiamiento de rápida aplicación, que permitan asistir a la actividad productiva y a las PyMEs en particular.