Reclamo de la industria alimenticia por una reforma impositiva

 La Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL) ratificó la necesidad de impulsar una reforma tributaria que promueva una mayor competitividad de la economía, que permita generar crecimiento de largo plazo y crear empleo de calidad.

“Para un sector naturalmente competitivo y eficiente,  es imprescindible impulsar la reforma tributaria que disminuya la carga de impuestos que debe enfrentar la industria de alimentos y bebidas y la economía en general; para recuperar la competitividad y poder ganar más trabajo y desarrollo”, dijo el presidente de COPAL, Daniel Funes de Rioja.

“Nuestro país tiene que ser un jugador central en el comercio de alimentos y bebidas no solo en el país sino en el mundo. Tenemos que generar cada vez más valor agregado local en los mercados internacionales integrándonos de una forma inteligente, pero para esto debemos recuperar competitividad”, amplió.

Entre los factores que influyen fuertemente en dicha competitividad, la presión impositiva es fundamental pues, en el caso de los alimentos, se sitúa en el 40,4% mientras que es del 48,5% para las bebidas.

“Existe una fuerte superposición de impuestos y tasas entre los gobiernos nacionales, provinciales y municipales, además de la pesada carga burocrática que particularmente gravitan las Pymes y en las economías regionales, significando costos adicionales sin razón alguna que justifique su procedencia”, plantearon desde la Copal.