Santiago, Wealth Management de Mariva: “Nuestra cartera modelo tiene baja proporción de riesgo argentino”

La expectativa de los inversores por la resolución electoral lleva a las entidades financieras a recomendar diversificar efectivamente las carteras de inversión. Pablo Santiago, gerente de Wealth Management del Banco Mariva, conversó con BANK MAGAZINE sobre los portfolios que están confeccionando en este momento, basados en papeles en dólares, regionales y con miras a las commodities.

Por Mariano Jaimovich

-¿Cuáles son las carteras de inversión que recomiendan para este momento electoral?

Santiago, Wealth Management de Banco Mariva: “Nuestra cartera modelo tiene una baja proporción de riesgo argentino”

-Aprovechamos la suba de las acciones locales con la inclusión de Argentina en el índice MSCI de Emergentes, pero ahora consideramos que algunos bonos quedaron rezagados, por lo cual concentramos toda nuestra posición en Argentina en instrumentos de renta fija (20%). A nivel internacional, distribuimos el resto de la cartera con un 45% en bonos corporativos de EEUU (32,5% IG y 12,5% HY), 30% en bonos soberanos y corporativos de Latinoamérica y 5% en acciones globales. Esta posibilidad de poder brindar a nuestros clientes y productores una plataforma completamente integrada on shore-off short, les posibilita a ellos diversificar efectivamente sus carteras de inversión.


-¿Qué papeles son los más destacados en este momento para invertir?

-En Argentina, a nivel del soberano y ante la cercanía de un evento binario como las PASO, optamos por una estrategia cash neutral long del Discount en dólares con ley estadounidense y en short el Global 2048, que esperamos que brinde retornos acumulados en seis meses de aproximadamente +10% en un escenario en el que gane la fórmula Macri-Pichetto, +8% si gana la fórmula Fernández-Fernández y -8% si la curva de bonos se aplana en precios. Estas proyecciones surgen a partir de las probabilidades implícitas que desde fin de mes pasado se descuentan estos bonos del escenario de la curva soberana en cada caso. Por otro lado, en el segmento de bonos en pesos, nos inclinamos por el Bogato 2020, que ajusta por inflación, ya que consideramos que quedó desarbitrado en relación a las Lebacs y la inflación proyectada por el REM. No obstante, también diversificamos en el segmento provincial a través de CABA 2021, que hoy muestra los mejores fundamentos fiscales respecto a sus pares, con superávit primario y financiero, y un bajo nivel de endeudamiento.

-¿Y en bonos corporativos?
-Entre los bonos corporativos, nos inclinamos por Tecpetrol 2022, ya que tiene el respaldo de Grupo Techint, posee una estructura de capital conservadora y una sólida generación de fondos. Además, Tecpetrol 2022 es el único bono emitido por el grupo y un medio para capitalizar el potencial de crecimiento de Vaca Muerta. Asimismo, tenemos capacidad de análisis de bonos latinoamericanos, y recientemente hemos emitido un reporte de nuestras principales recomendaciones, entre las que se encuentran Vale, Petrobras, Ecopetrol, Enel, y Southern Cooper. Aquí, el principal driver es nuestra visión optimista acerca de la evolución de los commodities y su impacto positivo en la región.


-¿Qué puede ocurrir con las tasas de interés?

-Luego de la experiencia de comienzos de año, cuando el BCRA bajó las tasas de interés, generando presiones sobre el tipo de cambio y la inflación, creemos que ahora tomará un enfoque más cauto, con intenciones de continuar con el sendero de una gradual baja de inflación y menor volatilidad del dólar. De este modo, no esperamos que la caída en la inflación se traslade totalmente en una caída en las tasas de interés de las Leliq, sosteniendo de este modo las tasas de interés pasivas.


-¿El Banco Central puede tomar alguna medida que modifique el contexto de inversión?

-Según la volatilidad que presente el tipo de cambio durante el ciclo electoral, es probable que el BCRA continué interviniendo en el mercado de futuros, o incluso utilice todo su poder de fuego en el mercado spot. En términos de tasa de interés, esperamos que la autoridad monetaria mantenga el nivel de tasa de interés real para premiar al tenedor de pesos. Aun así, no esperamos subas significativas en la tasa de Leliqs, sino que en caso de ser necesario podría volver a modificar los encajes o los períodos de cómputo de la base monetaria, para tener mayor flexibilidad.

-En cualquier escenario (gane Cambiemos o el kirchnerismo), ¿qué pasaría con el dólar en cada caso?

-En nuestro último informe trimestral proyectamos un tipo de cambio nominal de $50 por dólar (una suba de 32,2% interanual) para fin de año, consistente con el escenario base, estimando una inflación de 40,25%, lo cual dejaría al tipo de cambio real efectivo alineado con su promedio histórico. Sin embargo, en caso que triunfe una fórmula que no sea bienvenida por los inversores, o se amplíe mucho la diferencia entre las dos primeras fórmulas en las PASO, este escenario podría modificarse.

-¿Modificarán sus carteras de acciones y bonos de acuerdo a los resultados?

-En principio, nuestra cartera modelo ya tiene una baja proporción de riesgo Argentina (20%), pero en caso de que triunfe en las elecciones una fórmula con propuestas económicas inconsistentes, sin importar el color político, podríamos reducirlo aún más.-