Plan Estratégico Vitivinícola con vistas a 2030

Plan Estratégico Vitivinícola con vistas a 2030

El sector vitivinícola argentino actualizó su Plan Estratégico Vitivinícola (PEVI) con vistas a 2030.

El mismo busca diseñar acciones integrales y promotoras del desarrollo y la innovación para esta industria.

Todo esto pensando en la próxima década, con eje en la sostenibilidad, fundamentalmente social.

“Fueron más de dos años de trabajo intenso, un proceso muy interesante con la participación de más de 1.500 referentes de toda la cadena vitivinícola”.

“Desde productores hasta sommeliers”, afirmó a Télam el presidente de la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar), José Zuccardi.

En el trabajo participaron más de 30 técnicos, profesionales y dirigentes de los sectores público, privado y académico.

Fueron reuniones presenciales en los distintos oasis productivos y encuentros virtuales.

El resultado se dará a conocer el próximo 6 de marzo en el INTA de Luján de Cuyo, en la provincia de Mendoza.

Los del PEVI 2030

Con una lectura crítica del Plan Estratégico Vitivinícola 2020, la actualización del plan contiene seis objetivos que apuntan a la sostenibilidad económica, ambiental y social.

Estos son mercados externo e interno; rentabilidad, productividad y calidad; enoturismo y objetivos social y ambiental.

“Los ejes estratégicos del plan original, la promoción del vino en el país y el mundo, y la integración de productores continúan vigentes”.

“Pero surgieron con fuerza temas de sostenibilidad, no sólo ambiental sino también social y económica”, remarcó Zuccardi.

El renovado plan promueve mejorar la distribución, la productividad y la eficiencia de la producción primaria e industrial y la calidad de los productos derivados de la vid.

Además de buscar aumentar el volumen y valor de las exportaciones y los mercados de destino de la producción del sector, así como el consumo interno.

“Surgió un eje muy potente en el enoturismo, como una dinamización de las economías regionales pero también como un medio de comunicación del vino”.

“La vitivinicultura se está expandiendo, hay 18 provincias con proyectos vitivinícolas, y una de las claves de la expansión está en el enoturismo”.

“Que no solo abre una vía de actividad turística sino también un canal de comercialización”.