Philips gana un 7% más en 2019 y explora la venta de su negocio de electrodomésticos

Philips logró un beneficio neto atribuido de 1.300 millones de dólares en 2019, lo que representa un avance del 7% en comparación interanual, según informó la empresa. Y apartur de ahora, la multinacional holandesa, estudiará distintas alternativas para su negocio de electrodomésticos, que ya no considera estratégico.

Es que Philips está reorientada hacia los dispositivos médicos, por lo que iniciará el proceso para el establecimiento “como estructura legal separada” de su negocio de electrodomésticos, que facturó 2.500 millones de dólares en 2019.

“El negocio de electrodomésticos ha contribuido significativamente a Philips, pero no encaja estratégicamente en nuestro futuro como líder en tecnologías de la salud“, declaró el consejero delegado de Philips, Frans van Houten.

Por otro lado, la multinacional informó de que en 2019 logró un beneficio neto atribuido de 1.300 millones de dólares, un 7% por encima del resultado del año anterior, mientras que sus ventas sumaron 19.800 millones de dólaress, un 7,5% más que en 2018.

En el cuarto trimestre, Philips obtuvo un beneficio neto atribuido de 600 millones de dólares, un 17,4% menos que en el mismo periodo de 2018. Por su parte, las ventas de la compañía aumentaron un 6,6% interanual, hasta 6.000 millones.

Asimismo, entre los meses de octubre y diciembre, Philips contabilizó un ahorro de costes de 150 millones de dólares, elevando el ahorro total en el ejercicio 2019 hasta los 480 millones.

“De cara a 2020, seguimos viendo riesgos geopolíticos y económicos”, ha indicado Van Houten, quien confía en que la compañía registrará un crecimiento de entre el 4% y el 6% de sus ventas comparables, junto a una mejora de unos 100 puntos básicos del margen de Ebitda ajustado.