Mirada Global. Capital One, una versión refrescante de los bancos

Capital One Financial Corp (NY, USA) presiona el cambio de las operaciones en la banca a nivel minorista, con mucho más que sus nuevos cafés: sin mínimos de inversión, sin comisiones y un agresivo avance en el segmento de las tarjetas de crédito. Sin embargo, con ventas y resultados financieros equivalentes a los resultados de American Express; Capital One aun no logra el mismo reconocimiento del mercado. ¿La próxima perla? …

 

La forma de operar es tan fácil que permite abrir una cuenta en cinco minutos, con un puñado de dólares, sin fee y con verificaciones gratuitas. Para expresarlo, sus creadores decidieron emplear más que palabras, decidieron recurrir a espacios que cuentan una forma de hacer las cosas.

Pero advierten que ese es sólo un paso. Una barra de café, una mesa comunitaria, wifi, panadería y otros servicios en absoluto convencionales, marcan el paso de Capital One, el “puro ideal” norteamericano, de los nuevos coffe bank porteños.

Sin embargo, es fácil caer en la trampa de la estética novedosa, y atribuir aires frescos en los bancos a partir de un manejo distinto del espacio arquitectónico.

Capital Bank lleva más de una década en el mercado americano. Bajo la gestión de su fundador y CEO Richard Fairbank la compañía se crece sobre tres pilares: tarjetas de crédito (42% de los préstamos), préstamos al consumidor (30% de los préstamos) y banca comercial (28% de los préstamos).El crecimiento se apoya en una política simple pero novedosa: no hay mínimos de inversión ni comisiones.

Facilidad implica popularidad

A principios de noviembre, Capital One completó la venta de 1 millón de cuentas de inversión minoristas en su segmento E-Trade (NASDAQ: ETFC) por aproximadamente $109 cada una. Montos que individualmente no hacen diferencia, sin embargo, estas cuentas implican de manera global el manejo de $15.4 mil millones en activos totales de clientes, incluyendo $1.6 mil millones en efectivo.

Las tarjetas de crédito llegan hoy a representar el 60% de los ingresos de la compañía. Durante noviembre, la compañía informó que las tasas de morosidad de las tarjetas de crédito de octubre fue un escaso 3.99% en comparación con 3.80% en septiembre, con tasas de cancelación netas también más altas en 4.25% en comparación con 4.13% en septiembre.

El aspecto máas débil de Cápital One y a su vez el más dificil de cuantificar, sea el riesgo implícito en la cartera de préstamos de alto riesgo, que es un aspecto justamente por el cual el banco es conocido.

Si la economía general (no sólo el mercado) comenzara a bajar -un escenario que parece lejano frente a los indicadores de la economía americana actual- , la morosidad crediticia de Capital One aumentará significativamente.

Y ese es otro aspecto por el cual los “cafés bancarios” podrían ser un gran hallazgo. Las tasas de impuestos más bajas ayudan a respaldar los resultados finales a corto plazo.

En julio pasado, Capital One firmó un acuerdo con Walmart (NYSE: WMT), por el cual se convertirá en el emisor exclusivo del programa de tarjetas de crédito, de marca compartida con la gran cadena retail. Este acuerdo a largo plazo comenzará el 1 de agosto de 2019 y, con la fuerza renovada de Walmart en el comercio minorista, en One Capital dicen que “el límite es el cielo”.

Con información de Gurú Focus