Mercado cauteloso por la tensión del Gobierno con acreedores

Las renovadas tensiones entre el Gobierno y los acreedores empeoró el clima de las negociaciones y trajo mayor cautela al mercado. Así, cerramos el día con bajas del 0.5/1.0% en promedio a lo largo de toda la curva soberana en dólares. Se trata de ruedas sumamente volátiles y los precios de hoy reflejaron cierta espera a novedades o declaraciones del Gobierno con respecto a la reestructuración. Mientras tanto, el CCL y el MEP subieron más del 3% este miércoles.

Mercado Local

Llegamos a la mitad de la semana después de renovadas tensiones entre el Gobierno y los acreedores privados. El comunicado de uno de los grupos de inversores empeoró el clima de las negociaciones y trajo mayor cautela al mercado. Se trata de ruedas sumamente volátiles y los precios de hoy reflejaron cierta espera a novedades o declaraciones del Gobierno con respecto a la reestructuración.

En este contexto, la curva soberana en dólares reflejó una tendencia negativa con apenas algunas subas de no más del 0.5% y rojos que promediaron en 1.0/0.8% a lo largo de toda la curva. Esto, con un Riesgo País que sumó unas pocas unidades para ubicarse en niveles de 2.513 puntos. Analizando los movimientos de hoy según el tramo de la curva, entre los bonos más cortos el A020 y el A2E2 retrocedían 0.7% y 0.4%, respectivamente. En la parte media, las correcciones no superaron el 0.5% en promedio. Mientras que, entre los títulos de mayor duration, el AE48 y el AC17 retrocedían apenas 0.4% y 0.7%.

Con respecto al nivel de paridades, estas se mantienen en torno al 42%. Por el momento, seguimos viendo un spread por legislación cercano a los 100/120 puntos. En este sentido, los títulos de ley argentina se ubican cerca del 40.4%, mientras los bonos de ley NY promedian el 42.7%.

En pesos, en cambio, la tendencia fue mayormente positiva. Las subas se acentuaron dentro de la curva CER que alcanzaron el 1.7% en promedio, destacándose el tramo largo con mejoras de hasta 1.0/2.5%.

Pasando al mercado de cambios, los distintos tipos de cambio implícitos se aceleraron en el primer día del mes. Después de casi dos meses de caídas casi diarias, el MEP saltó y sumó 3.7% este miércoles ubicándose en los $105.5. El contado, por su parte, avanzó cerca del 3.8% y cerró el día en $108,1. De esta manera, las brechas con respecto al oficial se encuentran hoy en torno al 49%/53%. El salto de hoy se dio en el marco de liquidez de principios de mes, pero no se esperan movimientos similares al menos en los próximos días. Las restricciones son muy fuertes y limitan los volúmenes negociados, si bien se estima que el piso de referencia para los dólares financieros está en los $100.

Dentro del segmento mayorista, el dólar ($70.52) mantuvo la corrección diaria de 10/11 centavos por la cual acumuló una suba de casi dos pesos con respecto del final de mayo pasado –o un aumento del 2,80%-. La tendencia se dio con una mayor demanda (siempre regulada) que se estima obligó al BCRA a vender algunas divisas. Recordemos que a lo largo de junio el Central acumuló en junio algo más de USD 650 millones con compras diarias de USD 37 millones en promedio. Pero en esta última semana, participó como oferente habiendo llegado a vender USD 85 millones en un solo día. En cuanto a cantidades, se negociaron hoy unos USD 216 millones en el segmento contado –levemente superior al promedio diario de USD 205 millones de junio-. En el mercado de futuros, en tanto se registraron unos USD 98 millones.

En el plano de la renta variable, el S&P Merval cerró con una mejora del 3% y se ubicó en torno a los 39.800/39.900 puntos este miércoles. Esto, después de ruedas no menos volátiles y en el marco de una serie de datos económicos poco alentadores donde el índice perdió poco más del 4% solo este martes. Mirando el panel líder, la mejora fue generalizada y el único numero negativo fue para TXAR en apenas 0.5%. Del otro lado, las subas fueron encabezadas por PAMP (+5.9%), SUPV (+5.8%), TGSU2 (+5.5%), CVH (++4.4%), ALUA (+3.8%) y BMA (+3.7%).

Mercado Internacional

Afuera, tanto el S&P500 como el Nasdaq arrancaron el nuevo semestre con ganancias del 0.5/1.0% este miércoles. La mejora se dio con un mercado más positivo con respecto a los próximos meses impulsado por las últimas novedades sobre la vacuna contra el coronavirus. Además, entre los drivers del día, tuvimos algunos datos económicos positivos en Estados Unidos.

Con respecto a este último punto, la ADP y Moody’s Analytics aseguraron que las nóminas privadas aumentaron 2.37 millones en junio. Se espera que los datos oficiales lleguen mañana con el informe de empleo del Departamento de Trabajo. Se estima que las nóminas no agrícolas aumentaron en 3.0 millones de empleos en junio, luego de aumentar en 2.509 millones en el mes de mayo. En este sentido, la tasa de desempleo caería a 12.3% en junio desde 13.3% en mayo. Por otro lado, el ISM dijo que la actividad manufacturera creció a su nivel más alto desde abril del 2019, recuperándose de una fuerte contracción en mayo. 

En este marco, el S&P500 aumentó 0.5% a los 3.115 puntos. Mientras que el Nasdaq avanzó casi 1.0% hacia los 10.154 puntos. La excepción fue el Dow Jones que registró una caída del 0.3% a los 25.734 puntos.

Entre las principales plazas europeas, por otro lado, la tendencia fue mayormente negativa. El DAX alemán lideró la tendencia con una corrección del 0.4%, seguido del MIB italiano y el FTSE100 ingles en 0.2% cada uno. El CAC40 francés, en tanto, aumentó 0.2% mientras que el IBEX35 sumaba 0.1%.

Con respecto a los rendimientos dentro del mercado de bonos, la tasa de referencia norteamericana sumó 2pbs para cerrar en 0.68% -por encima del 0.66% del viernes de la semana pasada-. Entre los títulos europeos, la tendencia fue similar. Los títulos españoles (0.51%) y los británicos (0.21%) aumentaron 4 pbs cada uno. Los alemanes, incluso, sumaron 6 pbs a -0.39%. Mientras que los italianos apenas sumaron 1 pbs a 1.27%.

Entre las principales monedas, el dólar pierde terreno con el DXY –Index- cayendo 0.2% a 97.16 puntos. Mientras tanto, el Euro y la Libra se apreciaban marginalmente.

Fuente: PPI