La inflación fue de 3,7% en diciembre y sumó 53,8% en el año

Ayer el Indec publicó el IPC Nacional de diciembre, que mostró una desaceleración de 0,6 punto respecto a los niveles de noviembre. Con todo, la inflación del último mes del 2019 fue de 3,7%.

El mayor impacto apareció por el lado de la núcleo, lo que mostró la continuidad del traspaso de precios de la devaluación de septiembre. Fue de 3,7% (idéntica a la inflación general) y en el año totalizó 56,7%.

La devaluación fue la gran explicación de los picos inflacionarios de la gestión Cambiemos. El otro gran impacto fueron los precios regulados. Si bien en el año ese grupo estuvo en 48,2%, es decir por debajo del total, en diciembre fue de 4,6%.

Aunque durante la segunda mitad del año pasado hubo congelamientos generalizados para la energía, la salud, por los medicamentos y la prepagas, traccionó hacia arriba, con una suba de 72,1% interanual. Fue así la división que más aumentó durante el 2019. En diciembre, además, los combustibles aportaron nuevas subas y “Transporte” aumentó 5%.

El inicio del 2020 tampoco luce demasiado alentador en materia de inflación. El arrastre de 2019 deja una base ardua para lo que viene y ya en lo que va de enero se registraron fuertes incrementos en carnes, frutas y verduras.

En Ecolatina, identificaron que entre la primera quincena de enero e igual período de diciembre, el IPC que relevan (que cubre Capital Federal y el conurbano) avanzó 3,2% “Si a partir del 1 de enero los precios dejaran de aumentar, la inflación promedio mínima de 2020 sería de 22% respecto al promedio 2019. Ésta es la magnitud del arrastre estadístico de la inflación 2019”, identificaron.

BAE