Gómez, CEO de GIRE: “Armamos una trasportadora de caudales y lanzaremos una fintech”

GIRE es una empresa con 28 años de experiencia en el mercado de procesamiento inteligente de información aplicado a las cobranzas y pagos para empresas de todo tipo, que pertenece a los bancos Santander, CITI y HSBC.

Su marca insignia es Rapipago y también es dueña de otras tres compañías. Gustavo Gómez, CEO de GIRE, dialogó con BANK MAGAZINE sobre el uso del efectivo y mencionó cómo se prepara para no quedar afuera del mercado y seguir siendo referente

Por Mariano Jaimovich

GIRE es una compañía local pionera en los cobros de servicios por afuera del sistema bancario, que se inició con la marca Rapipago hace 28 años atrás. La idea nació como forma de atender el procesamiento de las facturas de dos firmas de telecomunicaciones que surgieron en el país tras la privatización de los servicios en los años ´90: Telefónica y Telecom Argentina.

A medida que pasó el tiempo, su crecimiento fue cada vez más exponencial e impuso un cambio cultural en la sociedad argentina como forma de resolver de manera rápida la forma de pagar los servicios e impuestos, sin tener que ir hacia un banco.

Hoy, alrededor de 7 millones de personas son atendidas por RapiPago al mes, y cada uno de estos usuarios paga entre tres y cuatro facturas en promedio.

El avance de las nuevas tecnologías y de los trámites a distancia, llevaron a GIRE a iniciar dos años atrás un proceso de transformación, crecimiento e implementación de nuevos servicios para no perder presencia en el mercado.

“Queremos ser la empresa del año. Estamos abriendo nuevas empresas que complementan el mundo de Rapipago y que tiene que ver con la digitalización de pagos, facturación electrónica y transacciones virtuales. Queremos ayudar a las empresas a generar una mejor experiencia y atender individuos”, describe Gustavo Gómez, CEO de GIRE, firma que emplea a más de mil personas, a BANK MAGAZINE.

La compañía orientada a la recaudación de los cobros está convergiendo lo físico, a través de los 4.800 locales que tiene de RapiPago en todo el país, con las nuevas herramientas tecnológicas.

La última y flamante novedad, que será lanzada oficialmente en julio, es ” Iungam”, una fintech que servirá para abonar los servicios para el público que concurre a Rapipago.

“Somos una sola persona, por eso no creemos sólo en el modelo digital sino en la integración con lo físico, porque el cliente valora el diálogo persona a persona. De hecho, lo logístico es fundamental para nuestro negocio, y un ejemplo de que el negocio está yendo a esta fusión es que Amazon está comprando tiendas físicas”, completa Gómez a BANK MAGAZINE.

Para lograr este objetivo GIRE formó cuatro empresas que se complementan entre sí. A la ya mencionada Rapipago, se le suma Gire Soluciones, que se dedica a realizar clearing bancario y procesamientos de pagos para las entidades.

A estas dos, se les agregan dos nuevas apuestas: por un lado, Ducit, una “transportadora de caudales chica de integración vertical para uso nuestro y de los accionistas, para poder ser más eficientes y bajar el costo del transporte de caudales de Rapipago, que ya era insostenible en algunos lugares porque la logística nos insumía el 30% de la facturación”, detalla Gómez.

Sólo para Ducit, el grupo está invirtiendo u$s10 millones para comprar diez camiones blindados y armar dos plantas de procesamiento.

La última y flamante novedad, que será lanzada oficialmente en julio, es una fintech que servirá para abonar los servicios para el público que concurre a Rapipago. Su nombre es Iungam, está destinada a la gente que no tiene acceso al sistema bancario y para adolescentes mayores a los 14 años, y permitirá pagar servicios, obtener préstamos, seguros, realizar inversiones, transferencias y tener una tarjeta de crédito prepaga.

“También es una billetera digital donde se va a poder depositar el sueldo allí”, completa Gómez sobre esta nueva Fintech, en la que destinaron una inversión de u$s6 millones.

Esta serie de inversiones comenzó en 2017, como apuesta a reconvertirse, consolidarse y crecer por las transformaciones sociales y tecnológicas que ya se veían llegar a todos los sectores de negocios, en especial en retail y bancos.
 
Es otro país para nosotros porque estamos tomando gente e invirtiendo, también inauguramos un nuevo edificio de ocho pisos en el parque tecnológico de Parque Patricios en el que invertimos 20 millones de dólares”, resume Gómez.

Rapipago a futuro

La espiralización del uso de la tecnología para todo tipo de operaciones no amedrenta a GIRE, de hecho planea seguir creciendo en locales físicos de Rapipago y finalizar el año con 5.000 puntos de venta en total.

La idea es “agiornar” el formato de estas sucursales y cambiar de ser un centro de cobranza a convertirse en “un centro de experiencia, a través de generar experiencias omnicanal, porque siempre se van a tener que seguir pagando los impuestos y servicios, por eso queremos ofrecer todas las alternativas y que la gente elija cómo desea pagar, tanto de forma física o digital o por teléfono, eso es evolución”, sentencia Gómez.

Además, la red de locales Rapipago se está transformando en “centros de experiencia”, ya que está sumando servicios adicionales, como cajeros automáticos, servirán como centros de entregas de paquetería, y también los servicios de Iungam se van a poder operar físicamente allí.

Al mismo tiempo, se podrán operar cuentas digitales a través de retirar o depositar dinero en estas sucursales. Y acaba de firmar un convenio con Samsung para vender teléfonos celulares en sus puntos de venta.

Respecto al impacto de la crisis y de la mayor realización de trámites virtuales, en el último año cayó 5% el volumen de operaciones

“Como consecuencia de la crisis, algunas personas dejaron de consumir ciertos servicios, como telefonía fija o cable para bajar gastos”, describe Gómez.

Respecto al futuro que están viendo, afirma: “Nos estamos preparando para un mundo digital, aunque sabemos que se va a seguir utilizando efectivo por varios años, de hecho crece en países desarrollados su uso”.

En cuanto a este tema, detalla que en Estados Unidos el uso de efectivo crece 4% por año. mientras que en Europa también aumenta 7 por ciento.

“Hay más gente que usa más dinero, a ello se le suma la inflación mundial y que se consumen más servicios que antes no existían. En cambio, en Argentina era tan grande el uso del cash que está decreciendo lógicamente”, concluye el CEO de GIRE

Y agrega un dato no menor: hace un año Rapipago incorporó la posibilidad de abonar con tarjetas de débito, medio de pago que hoy les representa el 13% de las transacciones en sus locales, y así “se usa menos efectivo”.

Para sortear el costo de la logística en el interior del país, en algunas plazas tienen que cobrar “service charge” (cargo extra por pago en efectivo), “porque es muy caro y si no se hacía había que cerrar locales”.

-¿Cómo ve la situación del país?

-Vemos mucha angustia, el aumento de las tarifas lo veíamos en la cara de la gente a la hora de pagar. En términos de caídas en nuestro negocio, no sufrimos como otros sectores de retail, como los supermercados, porque los argentinos somos buenos pagadores ya que no dejamos de abonar los servicios. Nuestro negocio es más elástico, no sube ni baja mucho con crisis o bonanza.-