En Nueva York, Dujovne se mostró confiado con la estabilidad cambiaria

La mini gira que hizo entre lunes y martes el ministro Nicolás Dujovne en Nueva York, le permitió al funcionario y a parte de su equipo retomar contacto con fondos internacionales y bancos de inversión, que están ávidos de sumar información en esta etapa crucial del calendario electoral argentino.

Durante la escala previa a su viaje rumbo a Osaka para participar del encuentro de ministros del G-20, las consultas estuvieron referidas al dólar y a las encuestas.

Según publica Clarín, “los inversores se fueron convencidos de que son pocas las chances de que el tipo de cambio le juegue en contra al Gobierno de acá a octubre, y cautelosamente optimistas sobre las posibilidades electorales del binomio Mauricio Macri-Miguel Pichetto. En dos meses, el tipo de cambio retrocedió 7,2%.”

Dujovne, junto al secretario de finanzas Santiago Bausili y el vice del BCRA, Gustavo Cañonero, mantuvieron reuniones individuales con managers de grandes fondos de inversión, y también encuentros colectivos, organizados por los bancos HSBC (el lunes) y Santander (martes).

Sobre el dólar, los inversores escucharon los siguientes argumentos:

  • el Banco Central reforzó notablemente su capacidad para intervenir en el mercado cambiario.
  • A los motivos ya conocidos, como los desembolsos de dólares que ya hizo y hará en lo que resta del año el FMI, se suma un factor relativamente nuevo: el BCRA pasó de estar “vendido” en US$ 1.000 millones a futuro en abril a estar “comprado” en US$ 1.600 millones en mayo. Y el stock de contratos comprados por el BCRA ascendería hoy a por lo menos US$ 4.000 millones.
  • Por el acuerdo con el FMI, el BCRA tenía un límite de venta de contratos de 3.700 millones en enero, que bajaba a 2.000 millones para junio. Es decir que el Central tiene hoy un margen de venta de dólar futuro de US$ 6.000 millones.

Además, la semana pasada incrementó su stock con US$ 400 millones que le compró al Tesoro, que mantiene su decisión de vender 60 millones por día. Estas ventas por cuenta y orden del Tesoro no se detendrán aunque el tipo de cambio siga bajando. No ese un capricho: al Tesoro le sobran dólares y le faltan pesos para afrontar los gastos corrientes.

Un dato ensombreció, un poco, el optimismo oficial. El riesgo país subió 56 puntos entre lunes y martes, un 6,7%. La lectura oficial: mucho ruido global por las peleas de Trump que habilitaron toma de ganancias tras un mes de fiesta de los bonos. ”Pero lo que manda es el dólar, y ahí estamos tranquilos”, resaltó un funcionario desde EE.UU

Clarín