El Gobierno se hará cargo de parte del aumento en cuotas de los UVA

Después de que el Gobierno salió al rescate de los 35.000 tomadores de créditos UVA otorgados en el marco del plan Procrear a los que la cuota se les encareció 10 puntos más de lo que hubiera resultado si se ajustaba por el índice de salarios o coeficiente de variación salarial (CVS), ahora sumará a otros 45.000 que tomaron préstamos hipotecarios bajo el régimen de UVA común y también quedaron desfasados por el impacto de la inflación .

Según fuentes de la Jefatura de Gabinete, la diferencia la absorberá un fondo manejado por el Procrear a través de Nación Fideicomiso y ascendería a los $80 millones para los 80.000 tomadores que se excedieron en total (con crédito Procrear o fuera de ese plan).

Tal como adelantó LA NACION, esos 45.000 tomadores deberán cumplir, sin embargo, tres condiciones: deberán haber escriturado viviendas por un valor equivalente hasta 140.000 UVA; tendrán que haber sacado en su momento préstamos de hasta 120.000 UVA, y no podrán ser propietarios ni copropietarios de otro inmueble, lo que deberán dejar asentado en una declaración jurada que presentarán en su banco. Las entidades financieras fueron informadas y ahora tienen que adecuar los sistemas para generar la información y otras cuestiones operativas.

“Los que no cumplan van a ser muy pocos, porque 140.000 UVA es un monto muy elevado. Para los 80.000 tomadores estamos calculando que la diferencia ascendería a $80 millones, aunque puede ser menos, porque hay créditos que tienen un desfase en la cuota de solo $5”, dijeron fuentes de la cartera que encabeza Marcos Peña.

En octubre del año pasado, el presidente Mauricio Macri había anunciado que además de la posibilidad de alargar el plazo de los créditos las familias que hubieran sacado un préstamo ajustado por UVA iban a tener un tope en la cuota si se encareciera más de 10 puntos de lo que hubiera resultado si se ajustara por salarios.

Inicialmente, estaba previsto que los bancos absorbieran temporalmente la diferencia hasta que las familias se pudieran hacer cargo, cuando la cuota volviera a estar por debajo de aquel tope.

En enero se conoció que 34.000 tomadores estaban en condiciones de pedir el tope a la cuota por la actualización del índice de salarios de noviembre del Indec. Y desde entonces todos los meses se han ido agregando o restando tomadores en esa situación.

La Nación