El dólar baja en el mundo, pero sube en Argentina

El mercado cambiario volvió a dar la nota este miércoles.

Mientras en el exterior los mercados mostraron bajas en el dólar y en las tasas de interés, en la plaza local ocurre todo lo contrario. El dólar siguió a paso firme (con subibaja en la rueda cerró a $41.95) y las tasas de interés treparon (con la tasa máxima rozando el 66%).

La agenda -promediando la semana- estuvo marcada por la FED

La Reserva Federal de Estados Unidos decidió mantener estables sus tasas de interés, con la proyección de que no habrá más alzas este año, y que podrá haber una sola suba en 2020, porque anticipan una desaceleración de la economía estadounidense.

Esa decisión tuvo impacto en el valor de los bonos estadounidenses: hubo compras contado para aprovechar los altos niveles actuales y la tasa norteamericana a 10 años cayó hasta el 2,53% anual, su menor nivel en treinta meses, luego de haber estado por arriba del 3,5% anual durante algunos días de octubre del año pasado.

El menor premio en la tasa estadounidense generó una masiva salida de inversores del área dólar, por lo que el billete verde declinó frente a las monedas principales. En Japón el dólar rozaba los 112 yenes a principios de mes y ayer cerró a 110,70.

Y el dólar también declinó contra el euro y el franco suizo (no contra la libra, que sigue empantanada en el Brexit). Pero lo más destacable para los inversores locales es que el billete verde bajó de manera sensible en los principales mercados latinoamericanos.

En México el dólar cotizaba a 19,60 pesos hace dos semanas y ayer cerró a 18,83. En Chile había llegado a 671 pesos y ayer cerró a 662. Y en Brasil (con Jair Bolsonaro visitando a Donald Trump en Washington) el billete verde cedió a 3,77 reales.

La baja de tasas de Estados Unidos y la perspectiva de ausencia de subas le concede a toda América Latina una buena oportunidad de refinanciación de deudas. Hay que colocaciones de bonos nuevos es varias naciones, que buscarán rescatar papeles con tasas de interés altas, para colocar títulos con costos más amigables.

En Argentina, en cambio…

La alta inflación interna, el parate económico y el proceso electoral siguen obligando al equipo económico a mantener los peajes del dinero con las barreras bien altas. Ayer, en una nueva movida de los inversores que buscan protección, el precio del dólar volvió a estar firme, a pesar de que el Banco Central sigue elevando las tasas a niveles incomprensibles.

Aspiradora de pesos

El Banco Central aspiró otros $6.600 millones la base monetaria y subió un punto más la tasa de Leliq, que fue –en el promedio de las dos licitaciones de la jornada- de 64.88% (con la tasa máxima rozando el 66%).

De esta forma, en la semana lleva contraído $19.000 millones, apuntando a una Base Monetaria de entre $1.310 y 1.320 miles de millones para marzo, o un sobrecumplimiento proyectado del orden del 2%. Ello aseguraría que las tasas de interés hasta fin de mes no tendrían fuerte sesgo bajista.

Fue así que se logró moderar la suba del tipo de cambio, que luego de superar los $42 finalizó en $41.95 en el segmento minorista (+36 puntos básicos con respecto a ayer).

Mayoristas y futuros

En el mercado mayorista, la moneda estadounidense culminó con una suba de 35 centavos hasta los $40.58, y el BCRA3500 se apreció 78 centavos para ubicarse en $40.07. Tomando este último, el dólar acumula una suba de 8.7% en lo que va del año.

Para tener como referencia, en el mercado de futuros de Rofex, los contratos de dólar correspondientes a marzo, abril y junio cerraron también con subas en $41.26 (+15 centavos), $42.95 (+29 centavos) y $46.10 (+30 centavos), respectivamente.

Con información de El Economista y Portfolio Personal Inversiones