Buscan destrabar el conflicto de la carne; analizan imponer cupos mensuales

Buscan destrabar el conflicto de la carne; analizan imponer cupos mensuales

Reunión clave para definir condiciones para reabrir las exportaciones de carne El Gobierno analiza si establece cupos para el comercio exterior o modifica las retenciones

El Gobierno y los exportadores frigoríficos buscan solucionar el conflicto generado por la restricción a las ventas externas.

Una de las posibilidades es que las autoridades apliquen cupos mensuales.

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, recibió ayer a la tarde a representantes del Consorcio Exportador ABC, que nuclea a los frigoríficos exportadores.

Tal como anticipó, los directivos de la industria recibieron pasado el mediodía un llamado desde Presidencia. Tras el encuentro, que se extendió por algo más de dos horas, se pasó a un cuarto intermedio y hoy se retomará el diálogo.

El Gobierno analiza si permite una apertura de la ventas al exterior por cuotas

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, recibió a representantes del Consorcio Exportador ABC, que nuclea a los frigoríficos exportadores.

Tal como anticiparon, los directivos de la industria recibieron pasado el mediodía un llamado desde Presidencia.

Tras el encuentro, que se extendió por algo más de dos horas, se pasó a un cuarto intermedio y hoy se retomará el diálogo.

El Consorcio Exportador ABC presentó el viernes una propuesta a las autoridades para lograr la reapertura de las ventas a los mercados externos. En horas de la mañana y en una entrevista realizada por Canal Rural , el presidente de ABC, Mario Ravettino, adelantó que “es inminente que el Gobierno tome una decisión”.

El principal escollo en estas negociaciones radica en las exportaciones.

Por el lado de los exportadores, la condición para aumentar el volumen de carne destinado al acuerdo de Precios Populares es que se reabran las exportaciones.

En tanto que las autoridades buscan frenar el impacto del incremento del precio de la carne y frenar las maniobras de subfacturación de exportaciones.

Medidas en danza En este sentido, la batería de medidas que se aplicaría -según dejaron trascender desde la industria frigorífica- pasa por la cuotificación de exportaciones, el regreso de los registros de operaciones de exportación (ROE) y por el aumento en las retenciones. En la actualidad, esta cadena de valor tributa 9%.

La medida que suena con más fuerza es un cupo mensual sobre las ventas.

“Ninguna de las opciones deja demasiado margen. Tanto un aumento en las retenciones como la cuotificación impactarían mal en el negocio y se reducirá significativamente la actividad”, reconoció el gerente de una importante planta exportadora.

Para los exportadores, la opción que consideran menos dañina es que se coloquen cupos de exportación antes de que se modifiquen las alícuotas de los derechos de exportación.

El negocio ganadero muestra dos caras bien diferenciadas. Por el lado de las exportaciones, el año pasado cerraron en 900.000 toneladas, un volumen récord, con un ingreso de divisas estimado en USD3.000 millones. El consumo interno muestra las cifras más bajas de los últimos quince años, con un registro que oscila entre los 45 y 50 kilos anuales por habitante.

El 20 de mayo, por medio de la Resolución 75/2021, se decidió suspender la aprobación de solicitudes de declaración jurada de operaciones de exportación de carne (DJEC) por treinta días. El objetivo de la medida responde a que se limitan las exportaciones para estabilizar los precios internos a niveles convenientes o mantener un volumen de oferta adecuado a las necesidades de abastecimiento del mercado interno.

Intervenir el mercado

Bajo la Resolución 75, además, el Gobierno facultó al Ministerio de Desarrollo Productivo para intervenir en los mercados cuando se altere el normal desenvolvimiento de la economía.

En el texto se menciona el impacto que “generó que los precios internos acompañen los de exportación de la carne vacuna, en un contexto en donde el precio mundial de los alimentos ha aumentado significativamente”.

El cierre de las exportaciones no logró el efecto deseado de contener el precio de la carne en los mostradores. Luego del paro lanzado por la Mesa de Enlace, el precio de las categorías de consumo en el Mercado de Liniers bajó hasta un 15%, pero esta caída no se refleja en los precios de venta al público en carnicerías.

Los establecimientos quieren retomar las operaciones

El escenario que más preocupa a los frigoríficos es que se modifiquen las retenciones

La intención del Gobierno era presionar con el precio a la baja en el mercado interno, pero no ocurrió.

Fuente: BAE