Las perspectivas económicas llevaron el riesgo país por debajo de los 400 puntos

(El Cronista) – El optimismo del mercado por el resultado de las primarias abiertas simultáneas y obligatorias se siguió sintiendo la semana pasada, con una fuerte suba de los bonos nominados en dólares y la consecuente baja del riesgo país, que quebró la barrera de los 400 puntos básicos.

El viernes pasado, en la última rueda de la semana, los bonos soberanos subieron en promedio un 0,4% y el riesgo país se contrajo en siete puntos básicos para finalizar en 395 puntos, con una caída de 2% desde el día anterior.

Así, el riesgo país, que mide el banco JP Morgan, volvió a un nivel que no veía desde mediados de junio, cuando se confirmó que la ex presidenta Cristina Kirchner competiría por una banca en el Senado y que la Argentina no volvería a ser recalificada como mercado emergente este año.

“Se notó el efecto post elecciones y adicionalmente se conocieron dos informes de bancos internacionales, UBS y Morgan Stanley, sobre Argentina que son muy optimistas y que le dieron al mercado argentino un impulso adicional”, dijo Augusto Posleman, Director de Portfolio Personal.

Agregó que “los bonos siguen muy firmes, la bolsa tocando máximos históricos, el tipo de cambio cayendo también y un mercado internacional comprando la idea de que este cambio político puede durar más que un par de años”.

Desde comienzos del mes, el EMBI se redujo en más del 10%. El principal driver fue el resultado electoral, ya que desde el lunes 14, cuando se conoció el buen desempeño de Cambiemos en las primarias, comenzó a desinflarse. Desde las PASO se contrajo en casi 50 unidades.

El mercado “compró” la noticia de una consolidación del cambio que propone el Gobierno de Macri y los inversores se han volcado a los bonos ubicados en el tramo más largo de la curva. Así, títulos como el Bonar 2046 ya suben 4,04% en lo que va del mes. El bono centenario, que tanta controversia generó, creció casi un 6% en las últimas cuatro semanas.

La semana pasada al buen clima respecto del futuro político se le sumaron algunos factores de los mercados globales.

“El escenario de tasas internacionales sigue siendo favorable para la búsqueda de rendimientos altos como los bonos argentinos. La tasa de 10 años en EE.UU. está en 2,17% y el temor que había con el speech de Yellen se disipó porque no dio nuevas pistas y se espera sólo una suba de tasas este año y hay dudas”, destacó Marcelo Elbaum, de Allaria Ledesma.

“Por lo tanto las tasas afuera permanecerán bajas y eso beneficia a los emergentes en general y Argentina en particular. Brasil también ayuda con los anuncios de privatizaciones y reducción fiscal”, agregó.

Para María Laura Segura, del Grupo SBS, la semana que viene puede seguir la compresión de los spreads. “En términos absolutos, Argentina está recuperando el terreno perdido, ya que venía muy atrasada respecto a sus pares internacionales”, dijo. A principios de 2015, el EMBI+ para la

Argentina estaba por encima de los 700 puntos. Ahora, con esta reducción, el riesgo país argentino todavía se encuentra 125 puntos por encima del de su principal socio comercial, Brasil. Al comienzo del mes, cuando los inversores aún estaban expectantes por el resultado de las primarias, esta diferencia era de 200 unidades.

Con todo, el riesgo país argentino continúa como uno de los más altos de la región, sólo superado por los de Ecuador, que suma 633 puntos básicos, y el de Venezuela, que en plena crisis aumentó un 36,1% este año hasta alcanzar los 2952 puntos.

En este sentido, Nery Persichini, economista jefe de MB Inversiones, afirmó: “El mercado ahora maneja como un horizonte alcanzable antes de fin de año los 350 puntos del EMBI+”.