Invertir en Fondos Comunes: riesgos, características y formatos más elegidos

Con un incremento del 40 por ciento en lo que va de 2017, los fondos comunes de inversión (FCI) se erigieron como una de las herramientas financieras más elegidas por los inversores, según la cámara argentina de FCI. ¿A qué se debe tan robusto crecimiento?

Al invertir en un FCI, se compra una cantidad determinada de cuotapartes, cuyo valor se puede encontrar en la web de la Comisión Nacional de Valores (CNV) y de la Cámara Argentina de Fondos Comunes de Inversión (CAFCI). El valor de las cuotapartes adquiridas permite el cálculo de las ganancias y pérdidas del inversor.

El jefe de ventas retail de Balanz, Maximiliano Gilardoni, analizó que, si bien en la Argentina existe renuencia a los activos financieros, la mayor información disponible gracias a los medios e internet impulsó el crecimiento de los FCI, instrumento que comienza a disputar terreno a las inversiones más tradicionales como los plazos fijos o la compra de dólares.

“Existe más información y educación financiera, gracias a los medios y a internet. En el exterior es más natural que acá, hace unos años las únicas opciones para ahorrar eran el plazo fijo o comprar dólares y hoy los FCI están más arraigados. En parte el volumen creció por el blanqueo, pero estimamos que la causa principal radicó en el incremento de la confianza de la sociedad en los FCI y una mayor educación al respecto”, sostuvo, en diálogo con Cronista.com.

Y explicó: “La ventaja es que, al estar administrado por profesionales, que analizan los factores y las variables del mercado, el riesgo es mínimo.”

Tomás Farías, analista de research del Grupo FIRST, también destacó el bajo nivel de riesgo en este tipo de inversiones que aseguran altos rendimientos. “Continúan siendo muy favorecidos por el furor de las Lebacs originado en la política monetaria del Banco Central (BCRA). No siempre sucede que un instrumento considerado como libre de riesgo ofrezca rendimientos tan atractivos para los inversores”, analizó en un informe.

En pesos o en dólares, renta fija o renta variable

Gilardoni señaló que el tipo de fondo depende de cada inversor, aunque resaltó que el formato más tradicional es el de renta mixta, con diversificaciones en acciones y bonos, y constituidos tanto en dólares como en pesos.

“La elección del FCI depende de cada inversor. Los más tradicionales son los de renta mixta, mix acciones y bonos, diversificación dólares y pesos, con una duración de un año y medio. Por ejemplo, si el dólar estuvo planchado en los meses anteriores el portfolio manager puede recomendar Lebacs o Letes, mientras que si se está moviendo, quizá se incline por bonos ajustados al dólar”, comentó.

La cámara de FCI reconoció en su informe la preponderancia de los fondos constituidos en pesos, dadas las restricciones para la adquisición de dólares que existían durante el kirchnerismo.

Sin embargo, destacó que, desde la liberación del mercado de cambios a fines de 2015, el crecimiento de los fondos en la divisa estadounidense creció exponencialmente hasta llegar a una masa de $ 67.000 millones (16% del total).

Según el informe de la cámara, los fondos de renta fija son los más elegidos por los inversores, pues su volumen alcanza los $ 300.000 millones, el 72% de la industria de FCI. En lo que va del año tuvieron un crecimiento de 77% y cada vez se consolidan más en el mercado local.

No obstante, otros tipos de fondos con menor representación tuvieron alzas todavía mayores. Los fondos de retorno total vieron incrementado su patrimonio en casi 82% en lo que va de 2017. A tono con el crecimiento del mercado accionario, los fondos de renta variable tuvieron un crecimiento del 69%.

Fuente: El Cronista

  Share: