Zuzek, CIO de SBS: “Es momento de aumentar la dolarización de las carteras”




En un mundo alertado por el coronavirus y un mercado local cauteloso por la renegociación de deuda con los acreedores privados, BANK MAGAZINE dialogó con Damián Zuzek, chief investment officer de SBS Fondos, sobre cuáles son las inversiones recomendadas para este momento, donde la dolarización de carteras sobresale.

Por Mariano Jaimovich

-¿Recomienda hacer inversiones en este contexto?

-El contexto actual para hacer inversiones locales es muy desafiante dado que existen demasiadas incógnitas sobre cuál será el avance en la renegociación de la deuda. Los primeros meses del nuevo gobierno nos han mostrado que el proceso de administración de pasivos se afrontará de una manera no tradicional para este tipo de procesos. Las novedades que van surgiendo aún no son tan claras, hubo algún traspié con el vencimiento del AF20. Dado que el crédito soberano atravesará un período de muy alta volatilidad, que no todo inversor puede asumir, vemos que será un escenario propicio para el desarrollo de deuda corporativa doméstica de muy buena calidad crediticia, tanto en moneda local como en dólares. El apetito por lograr algún tipo de cobertura contra la alta inflación que se espera, posiblemente sea la inversión en activos dolarizados. Si bien no es una estrategia perfecta, posiblemente sea la mejor opción que tenga el inversor.


-¿Qué acciones y bonos están recomendando para inversores particulares?
-Para quienes tengan excedentes e inviertan con un horizonte a mediano o largo plazo, nuestra recomendación es invertir en créditos corporativos de primera calidad con moneda de pago en dólares. Viendo que existen inversores que tienen pesos y quieren invertir en activos de este tipo, tenemos el Fondo Común de Inversión SBS Estrategia que se suscribe y rescata en pesos, e invierte en Obligaciones Negociables en dólares.

¿Cuáles son las estimaciones que tienen respecto al dólar?
-Vemos algunas fuentes de presión externa y doméstica que nos hacen pensar que es momento de aumentar la dolarización de las carteras. El coronavirus, las negociaciones por la deuda externa y las dificultades del Gobierno para recuperar el financiamiento en pesos son todas cuestiones que ameritan cautela. Es que podrían llevar tanto a una mayor depreciación en el mercado mayorista como a subas del tipo de cambio implícito en los activos financieros. Sumado a esto, vemos un importante relajamiento de la política monetaria y una alta emisión para financiar al Tesoro, como factores adicionales que están poniendo presión desde lo monetario.


-¿Y sobre las tasas de interés qué puede decir?
-En línea con lo anterior, el relajamiento monetario anticipa tasas de interés deprimidas por el exceso de liquidez que quedó en las últimas semanas. En este marco, esperamos que el efecto se vuelva especialmente evidente en las tasas de interés más cortas, que son las más vinculadas al manejo de la liquidez.


-¿Qué expectativas tiene el mundo inversor del Gobierno?
-La historia reciente y no tan reciente del soberano posiciona al Gobierno en una posición no muy favorable respecto al mundo inversor, y esto hay que remarcar que es independiente de quién es el Gobierno. Los inversores pretenden tener información suficiente y de calidad para entender en qué situación se encuentra el soberano, y a partir de dicho punto se podrán sentar a negociar cuál es la mejor opción de solución y que la misma sea sostenible en el tiempo. No sólo se le solicita la solución de la deuda, sino que el marco regulatorio no empeore el ambiente interno para los inversiones en economía real. Es en ese punto donde el marco regulatorio tributario, previsional y regulatorio de los distintos sectores, empieza a jugar un partido muy importante y que muchas veces no tiene un efecto inmediato, como es la suba de tasas de interés o una fluctuación relevante del tipo de cambio.-