WINIM, la nueva start-up argentina para comprar comida ahorrando y cuidando al planeta, levantó capital

A poco tiempo de su lanzamiento, y con 20.000 descargas, WINIM consiguió un primer inversor para expandir su actividad. Se trata de Juan Ignacio Abuchdid, presidente de Invertir en Bolsa quien decidió apostar en este negocio digital, lejos de los activos de riesgo que suele operar diariamente como acciones y bonos.

“Al conocer WINIM investigué si dichos modelos de negocio existían en otros países y encontré varios similares y exitosos en Europa y Estados Unidos. Lo que más llamó mi atención fue el formato Win-Win (de ahí el nombre) en el que gana el local gastronómico al generar ingresos donde antes había pérdidas y también el cliente al acceder a platos de calidad a un precio mucho más bajo” comentó Ignacio, quien ya se encuentra trabajando y asesorando a la compañía.

A su vez, destacó al equipo de trabajo: “Los noto muy comprometidos y convencidos de los beneficios a la sociedad y al medioambiente que puede traer este proyecto”

En un país donde se tiran 16 millones de toneladas de comida en perfecto estado, y bajo el lema de “Salvá La Comida”, esta aplicación para celulares intenta combatirlo permitiendo a los usuarios comprar comida con hasta un 60% de descuento. El sistema es sencillo: los restaurantes postean diariamente sus ofertas con la comida que cocinaron de más en el día y los consumidores pueden comprarla y pasarla a retirar por el local en el momento indicado.

Como los locales por política propia hoy se verían forzados a tirar dicha comida, se permiten reducir sus precios ofreciendo descuentos atractivos. Hoy WINIM se expande rápidamente, pero actualmente trabajan con alrededor de 150 locales distribuidos entre Microcentro, Recoleta y Palermo. Es así que WINIM es una buena opción para aquellos que comen en horarios más tardíos o que desean comprar a modo de vianda y evitar cocinar a la noche.

Si bien desde el equipo de WINIM no quisieron dar montos respecto a la inversión si dieron detalles sobre el uso de los mismos y sus expectativas de crecimiento.

Principalmente, los fondos serán utilizados para aumentar la fuerza comercial, las estrategias de marketing y continuar con las mejoras de la aplicación. “Al no contar con delivery, queremos que cada usuario que descargue WINIM tenga varias ofertas disponibles a tres cuadras a la redonda, es por eso que priorizamos la captación de locales”, comentó Santiago Guglielmetti, uno de sus fundadores.

En cuanto a sus perspectivas de crecimiento, Santiago López Silveyra, otro de sus fundadores, nos cuenta que, con este ingreso de capital revisaron sus expectativas al alza la última semana. Esperan finalizar el año con 2500 locales adheridos, 30 mil usuarios activos y ventas de restaurantes a través de la app por un valor de 9.4 millones de pesos mensuales que, anualizado, equivaldría a cerca de

120 millones de pesos. Es importante destacar que, sin la aplicación, ésta comida descartada hubiera sido pérdida neta para los locales.