Wall Street descuenta el acuerdo entre China y EEUU y marca nuevos récords

La súper semana de Wall Street comienza de forma alcista y los índices estadounidenses marcan nuevos máximos históricos. El S&P 500 (+0,5%) avanza hasta 3.281 puntos y se revaloriza un 1,5% en lo que va de año. Mientras, el Nasdaq repunta un 0,8%, hasta 9.251 enteros, y acumula una ganancia anual del 3,1%.

El mercado sigue descontando el pacto comercial de fase uno que tienen previsto firmar este miércoles China y EEUU en la Casa Blanca. Por otro, el martes comienza la nueva temporada de resultados empresariales del cuarto trimestre de 2019.

Dentro del frente empresarial, especial atención a Tesla, ya que los analistas de Oppenheimer han elevado su precio objetivo desde los 385 dólares hasta los 612 dólares por acción.

Los analistas de la firma, que ha marcado máximos por encima de 500 dólares, apuntan a “la tolerancia al riesgo y a su habilidad para aprender de los errores del pasado” como algunas de las causas que explican esta gran subida de valoración.

En lo que se refiere a la temporada de resultados, este martes publicarán sus cifras JPMorgan Chase, Wells Fargo y Citigroup. El miércoles lo harán Goldman Sachs y Bank of America y el jueves será el turno de Morgan Stanley.

Pacto comercial y guerra con Irán

Volviendo a la guerra comercial. Según el Wall Street Journal, EEUU y China han acordado reunirse dos veces al año para tratar su disputa e impulsar nuevas reformas. Además, la Administración Trump ha dado un nuevo paso más para mejorar el clima entre ambas naciones, al retirar la acusación de ‘manipulador de divisas’ a Pekín.

Sobre el pacto comercial, el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, ha comentado que incluye la compra de productos agrícolas americanos de entre 40.000 y 50.000 millones de dólares anuales. También ha señalado que se trata de un acuerdo “muy, muy extenso“.

En relación a las tensiones geopolíticas con Irán, se han reducido notablemente después de que el régimen persa se viera obligado a reconocer durante el fin de semana que había derribado por error el Boeing 737 siniestrado cerca de Teherán. Esto ha provocado protestas internas en el país y ha obligado al Gobierno a gestionar una crisis interna inesperada.

Bolsamanía