Wall Street anticipa signo mixto tras sus últimos récords y los resultados de la banca

JP Morgan, Citigroup y Wells Fargo han presentado sus cuentas del cuarto trimestre.

Wall Street anticipa una apertura mixta después de los récords marcados este lunes por el S&P 500 y el Nasdaq. El selectivo tecnológico repuntó un 1% y acumula ya una ganancia anual del 3,3%. En esta jornada, ha comenzado la temporada de resultados empresariales en EEUU. JP Morgan, Citi y Wells Fargo han sido los primeros en publicar sus cifras del cuarto trimestre de 2019.

En el Dow Jones, precisamente, uno de los valores más alcistas en la preapertura es JP Morgan. El banco ha sido el primero en publicar resultados y sube más de un 1% tras convencer con ellos, ya que ha superado las expectativas de los analistas.

Wells Fargo, por su parte, cae tras decepcionar, ya que sus ganancias han sido un 55% inferiores a las del mismo periodo del año anterior. Citigroup avanza moderadamente, con subidas del 0,6% tras dar a conocer un aumento de su beneficio hasta los 4.980 millones de dólaresDelta Airlines, por su lado, sube más de un 4% después superar los pronósticos.

Siguiendo con los resultados, se espera que las cuentas sigan mostrando un balance mediocre de ganancias. Los expertos creen que solo en 2020 veremos realmente un vigoroso rebote tras un 2019 muy parco en cuanto a beneficio empresarial.

Este martes es también noticia China. EEUU acaba de eliminar a Pekín de su lista negra de manipuladores de divisas. Un anuncio que tiene lugar en una semana clave con el gigante asiático ya en Washington para sellar el acuerdo de fase uno entre ambos este miércoles.

Desde el South China Morning Post rebajan algo el optimismo y apuntan que la guerra comercial “aún no ha terminado” y este pacto es solo “la primera ronda del juego”.

En otros mercados, el petróleo West Texas sube un 0,8%, hasta 58,58 dólares, mientras la onza de oro cae un 0,4%, hasta 1.544 dólares. La prima de riesgo geopolítica del crudo ha quedado relegada a un segundo plano y el oro, considerado el activo refugio por excelencia, se ha girado claramente a la baja.

La tensión geopolítica entre Irán y EEUU ha quedado relegada a un segundo plano tras derribar el régimen persa por error un avión 737 con 176 pasajeros, la mitad de ellos iraníes. Esto está provocando revueltas internas en Teherán y en otras ciudades y ha provocado una crisis interna para el gobierno de los ayatolás.

Por su parte, el euro se deprecia un 0,25% y se cambia a 1,1105 dólares. Por último, la rentabilidad del bono americano a 10 años se mantiene en el 1,84% y la del bono a 2 años en el 1,58%.

Fuente: Bolsamanía