Visión 360º. El dólar, la cuasi Frontera, y un instrumento en el visor

Por Gastón Vai –

La noticia del día es que Morgan Stanley Capital International (MSCI) anunció que, después de todo, Argentina va a cotizar como dos mercados, como mercado de Frontera y como Emergente.

Hoy nuestro mercado participa en un 17% del índice de frontera y 9% en el índice de mercado emergente-frontera.

A partir de mayo ya no participará en el índice de frontera, y pasará a tener na participación del 9% en el sector emergente-frontera y 0,5% en el sector emergente.

Esta segmentación, que no fue del todo bien comunicada, comprende a economías chicas en términos de su PBI per cápita. La devaluación hizo lo suyo en el caso argentino, el PBI per cápita bajó y no nos alcanzó para salir de “Frontera –Emergente”.

La realidad es que este subíndice no era tomado en cuenta en el mercado. Entonces, en un primer momento el comunicado del MSCI impactó mal, y el S&P Merval cayó el martes un 2,85%, al igual que los ADR argentinos en Wall Street.

Pero superadas las primeras horas, la tasa no se disparó y el dólar si bien subió un poco, no lo hizo en proporciones llamativas.

Además, no hubo una corrida por toma de ganancias. Más bien al contrario, se observaron buenas colocaciones en Lecap y Lecer, que son en pesos, y sin que ello implique un aumento de la tasa de interés –otro tema seguido de cerca desde las mesas de la City.

Todos estos son indicios de que, al menos en algunos aspectos, estamos un poquito más sanos que en octubre del año pasado. Aunque aún es prematuro considerar que esta madurez se consolida.

La tasa de caución bursátil

Otro indicador que seguimos de cerca es la tasa de caución bursátil en dólares, particularmente la suba progresiva que tuvo en las últimas ruedas.

Hace no más de una semana estuvo en torno al 1,5% anual en dólares, ya que todo aquel que tenía liquidez optaba por colocarla en este instrumento una semana, para darse tiempo a pensar qué hacer después.

Esta suba puede explicarse con dos razonamientos, o bien hay una mayor demanda por deuda en dólares, traducida en un aumento de la inversión. O expresa su contraparte – menor número de oferentes, lo que a su vez significa que inversores están optando por instrumentos más largos y arriesgados ya sea en pesos o dólares.

Nos inclinamos más por la segunda opción, ya que no parece haber habido movimientos en los niveles de inversión.

Sin embargo, es indispensable que el gobierno entienda la necesidad urgente de la actualización de las bandas del tipo de cambio, ya que fueron dispuestas en una situación de emergencia e incertidumbre absoluta.

Sin actualizarlas, se crea el riesgo de fomentar implícitamente la dolarización continua por parte de los inversores, que no ven como posibilidad una baja en el precio de la moneda. Esto se debe a que, al estar en el piso de la banda, lo único que le queda al dólar es subir, un desaliento a la inversión de instrumentos en pesos.

Para cerrar, ponemos un caso en el visor

Analicemos las tasas en pesos. Con las cauciones en niveles de 38% aproximadamente, Plazos fijos en 30%, y con las Lecaps en niveles del 48-49%, los Fideicomisos Financieros (FF) se vuelven cada vez más tentadores. 

Sus rendimientos rondan el 51% para plazos de un año, y si optamos por empresas sólidas, pueden ser un instrumento atractivo para lo que resta del 2019.