US$ 5.025 millones de ingresos récord de la soja

US$ 5.025 millones de ingresos récord de la soja

Las exportaciones del complejo sojero cerraron el primer trimestre del año con un récord en los ingresos de US$ 5.025 millones.

Fue debido a la suba de los precios internacionales del grano y a la reprogramación de embarques de diciembre.

Por medidas de fuerzas realizadas por trabajadores portuarios, informó hoy la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

De esta manera, las exportaciones registradas entre enero y marzo de 2021 crecieron 100,2% respecto al mismo período del año pasado.

Y “tocaron su récord absoluto” en la historia, remarcó la entidad bursátil.

De los US$ 5.025 millones, US$ 3.152 millones correspondieron a los despachos de harinas y pellets.

En tanto que US$ 1.551 millones correspondieron a exportaciones de aceite; US$ 271 millones a biodiesel; y US$ 52 millones a soja sin procesar.

Así, el valor de las exportaciones de harina y pellets “prácticamente se duplicó respecto de mismo período del año pasado”.

“Mientras que el de aceite creció un 134%”, destacó la BCR.

Además, los envíos externos de biodiesel aumentaron su valor en un 57%, mientras que, en contrapartida, la exportación de poroto cayó un 24%.

El principal motivo que propició la suba en el valor de las exportaciones es la fuerte suba que tuvo el poroto y sus derivados.

Esto ocurrió desde mediados del año pasado hasta la fecha.

Por ejemplo, para la harina de soja, producto central en el comercio exterior argentino, los precios promediaron US$ 467 la tonelada en el mercado de Chicago.

Esto, para el período enero-marzo del 2021.

Mientras que los valores del aceite promediaron los US$ 1.080 la tonelada, lo que supone subas del 31% y del 90%, respectivamente en la comparación interanual.

El precio de la soja cerró la última jornada de la semana con subas por encima de los US$ 5,5 gracias a la escalada en el valor del aceite.

El contrato de mayo de la oleaginosa subió 1,05% (US$ 5,51) hasta los US$ 526,63 la tonelada.

A la vez que el de julio lo hizo por 0,81% (US$ 4,23) para ubicarse en US$ 522,68 la tonelada.

Los fundamentos de la suba radicaron en la firmeza de los precios del aceite, que creció (2,62%) US$ 31,75 a US$ 1.241,84 la tonelada.

Asimismo, la harina también concluyó con ganancias, con un leve alza del 0,07% (US$ 0,33) para cerrar a US$ 443,34 la tonelada.