Una etapa que podría estar marcada por la volatilidad

Una etapa que podría estar marcada por la volatilidad

El informe mensual de Balanz sobre los hitos de la economía en todos los niveles.

La reunión de comienzos de mayo de la Reserva Federal descomprimió las expectativas de mayores tasas en EE.UU., dándole impulso a los activos de riesgo en el mes.

Esto llevó el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años de un máximo en 2024 de 4.7% al 4.5% actual.

La contracara fue un impulso a las acciones, en donde el Nasdaq avanzó 7.2% en el mes, sobre el cierre de una buena temporada de balances.

La renta fija, con un avance moderado de 1% a nivel global, se vio beneficiado también en sus segmentos más riesgosos.

Hacia adelante, la gran dependencia de los datos de la Fed hace mantener el foco en los distintos reportes económicos, siendo la inflación de mayo de EE.UU. (12 de junio) el más relevante. Por otra parte, el calendario electoral a nivel global empieza a tomar impulso.

La Reserva Federal actualizará sus principales proyecciones económicas en su reunión del 12 de junio y el foco estará principalmente en la guía que provea respecto a la cantidad de posibles recortes en 2024 y 2025, mostrando probablemente un acople a las expectativas de mercado.

El rally de activos podría estar anunciando la volatilidad

Aunque creemos que 2024 es un año donde el crecimiento será moderado pero bueno, favoreciendo a los activos más riesgosos, entramos en una etapa que podría estar marcada por la volatilidad, más teniendo en cuenta el rally de activos de la primera mitad de año.

Dentro de la renta variable lo más relevante es ser selectivo y prestando atención a las valuaciones. Dentro de la renta fija, a pesar de que los spreads de riesgo se encuentran en mínimos históricos, creemos que la exposición al tramo corto del segmento de alto rendimiento en EE.UU. podría ser una alternativa en un contexto de elevadas tasas de interés.

Por el lado de commodities, el oro sigue siendo una buena cobertura a la geopolítica, similar a las empresas de energía del S&P 500, ayudadas también por el crecimiento y sus valuaciones.

En nuestra sección macro mostramos que la falta de una consolidación fiscal, tanto en EE.UU. como China, han impulsado fuertemente los ratios de deuda sobre producto de estos países. Creemos que esto seguirá pesando sobre las tasas de largo vencimiento a nivel global.

Fuente: Memo