Un mega yacimiento de gas en Bolivia, inquieta (algo) a Vaca Muerta

Tras el anuncio de Evo Morales, de la próxima explotación de una megareserva de gas no convencional que duplicaría los recursos de Vaca Muerta, el ministro Aranguren relativizó la competencia.
Se trata de la cuenca Madre de Dios, que se extiende en territorio boliviano hasta Perú y que según expertos sería  “la mayor generadora de petróleo o de hidrocarburos en el mundo”. El ministro de Hidrocarburos de ese país, Luis Alberto Sánchez, aseveró el lunes que los 32 trillones de pies cúbicos (TCF) de gas natural, calculados como potencial, pueden cambiar la historia de los hidrocarburos en Bolivia, y recordó que actualmente Bolivia tiene reservas de gas cuantificadas en 10 TCF, y lo que se calcula en la Cuenca Madre de Dios representa tres veces más que esa cantidad.
Por su parte,  Juan José Aranguren en Argentina, explicó que los costos de explotar hidrocarburos no convencionales en el vecino país serían muy elevados en comparación a los nacionales. Según el Ministro, “ellos dicen que han hecho un estudio con una empresa francesa y que cuentan con recursos importantes. Pero hay también una diferencia importante: nuestra roca generadora está entre 2.000 y 2.500 metros bajo tierra y en el caso de Bolivia está a 6.000 metros. Esto quiere decir que está, pero los costos para sacarlo van a ser bastante más altos”.
Si bien el Ministro de Energía afirmó la ventaja competitiva del shale neuquino sobre el potencial boliviano, la posibilidad abre una amenaza cierta para el desarrollo no convencional del país. Sobre todo porque uno de los mercados a los que mira el gas argentino es el cordón industrial de Brasil, un destino mucho más cercano para el fluido de Bolivia.
Los anuncios de la cuenta gasífera boliviana no son nuevos. El Ministerio de Energía y Minas del Perú anunció en 2004 la existencia de gas en unos 32 trillones de pies cúbicos, lo que representaría un potencial equivalente a 960 millones de barriles de gas natural líquido; aunque recién a principios de 2017 se avanzó con los trabajos de sísmica y geoquímica en la zona para ver los “entrampamientos” antes de comenzar las perforaciones, que ahora se prevén a mediados de 2018, “a corto plazo, podremos empezar hacer actividades de perforación de pozos y estamos seguros que vamos a tener éxito” afirman funcionarios del gobierno de Morales.
La zona recibe su nombre del río Madre de Dios, de cuya cuenca son tributarios la mayor parte de los ríos de la región (Foto EFE/2014)