Trump escala la guerra comercial, “ordena” a las empresas de EEUU salir de China

Donald Trump reaccionó enfurecido en Twitter a la decisión de China de imponer aranceles a productos norteamericanos por valor de 75.000 millonesde dólares. Y tras cartón, anunció una contra-respuesta contundente esta misma tarde. Ordenó a las empresas estadounidenses buscar alternativas para llevarse la producción fuera de China, “como traerla a EEUU”. Asimismo, volvió a atacar a Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal, pese a que éste suavizó su discurso en Jackson Hole.

“Nuestro país ha perdido, estúpidamente, billones de dólares con China durante muchos años. Han robado nuestra propiedad intelectual a un ritmo de cientos de miles de millones al año y quieren seguir así. ¡No permitiremos que pase! No necesitamos a China y, francamente, estaríamos mucho mejor sin ellos“, comienza un hilo furibundo del presidente estadounidense.

Tras quejarse de nuevo de las “vastas cantidades de dinero robadas a EEUU por China”, lanza una orden directa a las empresas norteamericanas como si fueran el Ejército: “Por la presente, se ordena a nuestras grandes compañías americanas que empiecen inmediatamente a buscar una alternativa a China, incluyendo traer vuestras empresas [sic] a CASA y hacer vuestros productos en los EEUU”.

Inmediatamente después, anuncia que responderá a los aranceles impuestos por China esta misma tarde y asegura que se trata de una “GRAN oportunidad para los Estados Unidos”.

Tras “ordenar” también a todas las empresas de transportes norteamericanas que cesen sus importaciones del medicamento Fentanyl desde China, el presidente se vuelve a venir arriba: “Nuestra economía, gracias a nuestras ganancias en los últimos dos años y medio, es MUCHO más grande que la de China. ¡Lo mantendremos así!“.

Ataque a Powell

En medio de toda esta furia, Trump atazó a su otro enemigo íntimo: el presidente de la Fed, Jerome Powell, a pesar de que en Jackson Hole ha moderado su discurso y ha asegurado que su prioridad es mantener la expansión económica: “Mi única pregunta es ¿quién es nuestro mayor enemigo, Jay Poweel o el presidente Xi?”.

“Como es habitual, ¡la Fed no hace NADA! Es increíble que puedan ‘hablar’ sin saber ni preguntame qué estoy haciendo [respecto a China], que se anunciará en breve. Tenemos un dólar muy fuerte y una Fed muy débil. Trabajaré ‘brillantemente’ con ambos y los EEUU lo harán genial”.

Bolsamanía