Torre, Portfolio Manager de HSBC: “la tasa de política monetaria tiene un alto componente de incertidumbre”

Los resultados de las PASO condicionarán claramente a los inversores, que por el momento tienen una postura defensiva. Esto es abordado en una charla de BANK MAGAZINE con Hernán Torre, Portfolio Manager de renta fija de HSBC Asset Management, en la que asegura que para el que apuesta por un buen resultado del oficialismo son buenas opciones los bonos en dólares en el tramo medio de la curva soberana y los bonos provinciales ajustados por Badlar, como así también las acciones de servicios públicos y los bancos. En caso contrario, sugiere a las Letes que vencen antes del cambio de gobierno.

Por Mariano Jaimovich

Torre, Portfolio Manager de HSBC: “la tasa de política monetaria tiene un alto componente de incertidumbre”. Las PASO condicionan a los inversores

-¿Qué carteras de inversión está realizando el banco en este momento preelectoral?
-Los fondos administrados por HSBC Asset Management tienen estrategias de posicionamiento en activos financieros que varían de acuerdo al perfil de riesgo que se considera tolerable para cada uno de ellos, la moneda en la que están denominados y el índice bursátil que toman como benchmark. Para dar un ejemplo, en el caso de los fondos de renta fija en dólares de corto plazo, los portafolios están adoptando una estrategia defensiva dado el actual contexto de incertidumbre –tanto a nivel global como local por las elecciones– intentando proporcionar el mejor rendimiento, dada una baja volatilidad. Esto llevó a que este tipo de fondos se encuentren invertidos en Letras del Tesoro nacional con vencimientos previo al cambio de gobierno (donde rondan entre 2-4%), complementados con inversiones en activos latinoamericanos (especialmente Chile), en búsqueda de estabilidad en los retornos.

-¿Y en inversiones en pesos?
-En el caso de los fondos de renta fija en pesos, la elección de los portafolios tiene como prioridad mantener una baja duration de los activos, buscando defender al inversor de movimientos bruscos en las tasas de interés, pero intentando capitalizar la tasa real de interés que proporcionan las Lecaps del gobierno. A su vez, los activos que ajustan por CER presentan buenas perspectivas de cara al futuro, dado que están rindiendo aproximadamente 35 puntos por encima de la inflación para los próximos 12 meses.

-¿Qué papeles son los más destacados en este momento para invertir?

-Dado que se trata de un período electoral, la conveniencia de invertir en uno u otro activo depende de las expectativas que se tengan a futuro, particularmente del resultado de las elecciones. En caso de que se pronostique un resultado mejor que el esperado por el mercado, es claro que los bonos en dólares en el tramo medio de la curva soberana y los bonos provinciales ajustados por Badlar son una buena herramienta para intentar capitalizar el mayor apoyo por el oficialismo, como así también lo son las acciones de servicios públicos y los bancos. No obstante, dado que el nivel de incertidumbre es alto y el resultado es binario, no está de más mantener una exposición a activos defensivos, como pueden ser las Letes en dólares con vencimiento anterior al cambio de gobierno.

-¿Qué piensa que sucederá con las tasas de interés antes de las elecciones presidenciales?
-A partir de la implementación del esquema de agregados monetarios por parte del Banco Central en septiembre de 2018, la tasa de interés es endógena dado que se encuentra supeditada al cumplimiento del mandato que asumió la autoridad monetaria: mantener congelada la base monetaria a niveles de septiembre 2018 (con algún ajuste por mayor demanda de dinero o compra de divisas al Tesoro). Dada esta restricción, el Banco Central igualmente se siente cómodo con el mantenimiento de una política monetaria dura que le permita gradualmente reducir la inflación, como se vio durante los últimos cuatro meses. A su vez, estando en pleno período preelectoral, es normal que la autoridad monetaria intente mantener la tasa alta, ofreciendo una tasa real de interés positiva a los inversores para tentarlos a que permanezcan en pesos y realicen depósitos a plazo. Sumado a esto, el actual nivel de la tasa de política monetaria (cercano a 60%) tiene un alto componente de incertidumbre electoral, dado que es necesario atraer a inversores con gran incertidumbre respecto de lo que pasará en octubre con las elecciones presidenciales.


-¿Esperan alguna medida particular del BCRA que modifique el contexto de inversión?

-No esperamos el uso de herramientas distintas a las que se están empleando al día de hoy: intervención a través de ventas en el mercado de futuros, compromiso de mantener la tasa de interés en niveles altos que aseguren una tasa real de interés positiva para fomentar los depósitos a plazo en moneda local y, en caso de ser necesario, intervención directa en el mercado de spot. Por ahora al BCRA le está alcanzando con las ventas en Rofex y la política monetaria restrictiva, aunque no habría que descartar la venta directa en caso de que los resultados en las PASO no sean los esperados por el mercado.

-En cualquier escenario electoral, ¿qué pasaría con el dólar? 

-A partir de la dinámica que se estuvo viendo en el mercado desde marzo, se daría una mayor depreciación de la moneda nacional si ocurre un escenario en el que las chances de reelección sean menores.