Tocó piso el bono más seguro del mundo por el Coronavirus

Los retornos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a 10 años cayeron el lunes a su menor nivel desde 2016, ante nuevos reportes de casos de Coronavirus a nivel internacional, lo que generó temores de que el brote pueda causar mucho más daño económico que el inicialmente proyectado.

La inversión de la curva entre los rendimientos de las notas a tres meses y 10 años se amplió, lo que clásicamente fue una señal de recesión. Los movimientos ocurrieron en momentos en que los inversores vendieron sus acciones y buscaron la seguridad de los bonos, ante el riesgo de que el brote del coronavirus de China se convierta en una pandemia mundial con consecuencias letales en todo el mundo, debido a que el número de infectados aumentó con fuerza en Corea del Sur, Italia e Irán.

Italia busca contener el mayor brote de coronavirus en Europa cerrando las ciudades más afectadas y prohibiendo eventos públicos en gran parte del norte del país, luego de que un quinto paciente murió debido a la enfermedad. Si bien la economía de Estados Unidos se mantiene relativamente robusta hasta el momento, Justin Onuekwusi, gerente de cartera en Legal & General Investment Management, dijo: “El mercado de bonos del Tesoro de Estados Unidos está considerando que la economía mundial se acerca a un crecimiento de menos del 2%”.

Un crecimiento mundial inferior al 2% es visto generalmente el equivalente a una recesión, considerando el crecimiento e la población y la necesidad de una expansión más rápida de los países pobres.

Debido a que los inversores se abalanzaron hacia los activos de refugio, los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a 10 años cayeron 11,6 puntos básicos a un 1,3538%, su menor nivel desde mediados de 2016. Los retornos de los papeles a 30 años también perdían 10,5 puntos básicos, a 1,8122%.

La atención posiblemente se centrará en la curva de rendimientos, la diferencia entre los retornos de la deuda de corto y largo plazo.

La inversión de la curva, cuando los rendimientos de los papeles de menor madurez son mayores que los de plazos más largos, es considerada un barómetro relativamente confiable de una recesión en Estados Unidos.

La curva entre tres meses y 10 años operaba en -0,17%, su mayor inversión desde octubre, mientras que la curva entre dos y 10 años seguía la tendencia, cotizando en apenas 11 puntos básicos, su nivel mas reducido desde octubre.

Fuente: Cronista