Tiene más sentido hablar de «sustitución de monedas»: denuncian que «encubre» la dolarización

Tiene más sentido hablar de «sustitución de monedas»: denuncian que «encubre» la dolarización
Economistas del equipo de Martín Guzmán ponen reparos sobre la política del Gobierno

Javier Milei y Julie Kozack, directora de Comunicaciones del FMI, tienen un punto común en su discurso: la economía argentina va hacia lo que denominan una «libre competencia de monedas». En ambas perspectivas, la base de este concepto es que tanto el peso como el dólar (también otras divisas) coexistan.

Sin embargo, según el equipo económico de Suramericana Visión, grupo creado por el exministro de Economía Martín Guzmán, ni la definición de esta política económica ni su hoja de ruta están «claramente delimitadas».

Ramiro Tosi, subsecretario de Finanzas durante la gestión de Guzmán, contó en una charla ante los medios que, en términos económicos, tiene más sentido hablar de «sustitución de monedas», ya que, por la inflación y la volatilidad, los agentes del mercado empiezan a sustituir el peso doméstico en su función de reserva de valor, unidad de cuenta y medida de cambio.

Los analistas también hicieron foco en que, desde lo político, pareciera que el Gobierno busca «sacar la palabra dolarización de la escena», a través de un discurso «confuso», según estimaron: «Como economistas, no tenemos el concepto definido [de la libre competencia de monedas]. La realidad es que las monedas compiten todo el tiempo.

El peso hoy compite contra otras divisas. Que no se pueda acceder a dólares no implica que no esté compitiendo.

Lo que vemos es un gran titular con muy poco contenido», comentó Fernando Morra, exsecretario de Política Económica.

Maximiliano Ramírez, consultor sénior de Suramericana, también remarcó que poner sobre la mesa la competencia de monedas es una forma en la que Milei «encubre el tema de la dolarización», y explicó: «Cuando tenés competencia, generalmente termina predominando la más fuerte. De una canasta de monedas, lo que va a terminar quedando son una o dos monedas fuertes, ya sea el dólar, el euro o la que sea».

A su vez, agregó que si compiten monedas en las condiciones actuales, se espera que el dólar «se coma al peso». Y enfatizó: «Hablan de competencia o dolarización en un punto de partida en donde el cepo cambiario tiene más regulaciones que antes: ampliaron el impuesto PAIS y los límites para las transacciones con CCL o MEP se licuaron. Están tratando de proponer una hoja de ruta que todavía se ve poco clara».

Por esto, dijeron los especialistas, es necesario un programa que normalice las regulaciones cambiarias. Por último, respecto del posible acuerdo con el FMI, comentaron que es importante ver de cerca el swap con China, ya que la Argentina pertenece a un grupo de países con «acceso excepcional», que dependen de la sostenibilidad de la deuda y las condiciones políticas.

«Les interesa quiénes van a traer dólares. Ahora tienen que renegociar el swap. A la Argentina le conviene que los chinos digan que van a poner plata, porque el Fondo tendría más garantías de que alguien más se está haciendo cargo», concluyó.

Fuente: La Nación