Techint y Pampa Energía. El gasoducto Vaca Muerta-Rosario con apoyo de EE.UU

El gobierno nacional firmó una acuerdo de garantías para el caño que conectará el yacimiento con la ciudad santafesina. El monto proyectado es de 1.400 millones de pesos. La obra está en manos del grupo Techint y Pampa Energía.

Mientras los líderes mundiales comenzaban a desembarcar en suelo argentino para participar de la cumbre del G20, Argentina y Estados Unidos firmaron cartas de intención que prevén inversiones por 813 millones de dólares . El grueso del dinero está destinado a obras del sector energético y Vaca Muerta se llevaría la mayor parte con el financiamiento para una obra que es clave.

El país norteamericano selló el compromiso de inversiones a través de la Corporación de Inversiones Privadas en el Extranjero (abreviado con las siglas OPIC).

La obra que más dinero tiene proyectado es el gasoducto de gas natural que unirá Vaca Muerta y San Nicolás, cerca de Rosario, en el corazón de los desarrollos agroindustriales, con una inversión de u$s 350 millones.

Según publicó la secretaría de Energía de Nación, la OPIC se en- cargará de llevar adelante evaluaciones técnicas para todos los proyectos. A través del acuerdo se garantiza ampliar créditos a empresas estadounidenses que tengan inversiones o que tengan en la mira invertir en el país, así como también para empresas na- cionales en las que tengan participación las extranjeras.

Las otras obras que formaron parte del acuerdo son desarrollos de energías renovables en Santa Cruz, San Juan y Chubut, donde se prevé una inversión u$ s 168 millones y en infraestructura vial para Buenos Aires y Mendoza con u$s 295 millones.

El Grupo Techint, a cargo de la Transportadora Gas del Norte (TGN), no atraviesa un buen momento público con la imputación de su presidente Paolo Rocca en una causa de corrupción. El grupo está asociado en Pampa Energía, socia mayoritaria de Transportadora Gas del Sur (TGS), y cuyo titular Marcelo Mindlin fue sobreseído en el mismo proceso.

Ambas compañías con fuertes desarrollos en Vaca Muerta comenzaron hace dos meses a analizar la obra.

Con la voluntad de las dos empresas lo único que se presentaba como el principal problema era la capacidad de financiamiento. Las garantías de que se pudiera resolver en el corto plazo no eran las mejores, por lo que el acuerdo de intención podría ser clave.

Fuente Río Negro