Suman más de 15.700 los comercios y pymes que dejaron de operar en pandemia

Suman más de 15.700 los comercios y pymes que dejaron de operar en pandemia

En su mayoría fueron comercios y compañías pequeñas y medianas. Son datos de 12 meses hasta noviembre. Sólo en la cuarentena hubo 15.794 firmas que dejaron de operar.

El golpe más duro. Un tercio de las empresas que no sobrevivieron a 2020 fueron locales a la calle.

La cifra surge de un informe de la AFIP entre noviembre de 2019 y el mismo mes de 2020. Las que cesaron su actividad son comercios, compañías de servicios y pequeñas y medianas empresas registradas. El efecto crece con la informalidad. También se perdieron 296 mil puestos de trabajo. La caída lleva 5 años y ahora se profundiza.

Por la recesión y la pandemia, en los últimos 12 meses a noviembre pasado, 22.176 empresas cesaron su actividad. Son, en su mayoría, comercios y compañías de servicios y pequeñas y medianas empresas.

Los números son de la AFIP en base a la declaración de las firmas con al menos un trabajador ante la Seguridad Social.

A noviembre (último dato oficial), el total de empleadores registrados fue de 523.259 empresas cuando en igual mes de 2019 figuraron 545.435. Por esta pérdida neta, se redujo en 296.362 el número de trabajadores con aportes a la Seguridad Social.

Cinco años de cierres

Si bien la pandemia acentuó este proceso, el cierre de empresas acumula un proceso de al menos cinco años. En noviembre de 2015, la AFIP había registrado 569.146 empresas con aportes a la Seguridad Social. Así en cinco años, hay 45.887 empresas menos.

Esa caída tuvo tres momentos: durante 2016 y 2017 hubo una reducción de casi 3.000 empleadores, para desplomarse en los dos años siguientes de la mano de la recesión y luego se acentuó por la cuarentena.

Estos datos no toman en cuenta los casos de empresas que continúan en actividad, pero que cerraron sucursales, fenómeno que si impacta en la reducción del numero de trabajadores activos.

Por su parte, a pesar de la prohibición de despidos y la doble indemnización para las cesantías sin causa, la pérdida de empleos formales fue muy significativa durante los meses más duros de la cuarentena.

Lógicamente por carecer de registros no hay datos de las pérdidas de negocios y comercios informales. Con relación al inicio de la pandemia, la pérdida de empresas suma 15.794, de las cuales 4.886 corresponden al comercio mayorista y minorista, 4.040 a alojamiento y servicios de comida, 1.977 a transporte y almacenamiento y 1.301 a servicios profesionales.

Pequeñas y medianas empresas

Y si bien en proporción las pymes de hasta 10 trabajadores fueron las más afectadas, el cierre empresas y de puestos de trabajo afectó a todos los sectores de actividad y regiones del país.

No obstante, en los últimos meses, hubo un aumento de empresas en la construcción, que no alcanza a revertir los números de prepandemia, y en menor medida en la industria manufacturera, proceso que no se observa en el comercio y en los servicios que continúan en retroceso.

En tanto, el número de trabajadores tuvo una drástica caída en abril y mayo, para luego aumentar en poca magnitud y limitado a algunos sectores.

Esos datos de la AFIP son coincidentes con los del Ministerio de Trabajo que informó que, a noviembre, “luego de tres meses de fuerte contracción del trabajo registrado debido a la pandemia -marzo, abril y mayo-, se acumularon cuatro meses consecutivos con variaciones positivas, se mantuvo estable en octubre y se observa una contracción del empleo en el último mes”, según el último Informe laboral.

En cambio, la cantidad de trabajadores suspendidos se redujo de los 773.000 de abril a 339.000, de lo que se infiere que ante la mayor actividad por la flexibilización de la cuarentena, las empresas fueron convocando a parte del personal suspendido y postergaron la incorporación de personal.

En relación a la situación sectorial, los resultados son heterogéneos.

Según Trabajo, hay “una expansión del empleo formal en Construcción, Pesca, Industrias manufactureras, Agricultura, ganadería y silvicultura y Actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler.

En el caso de Industrias manufactureras y Actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler se trata del sexto mes de crecimiento y ambas ramas de actividad registran niveles de empleo superiores a los previos a la pandemia”

En tanto, “el sector de la Construcción es el cuarto mes consecutivo con variación positiva, aunque aún se encuentra por debajo del nivel de empleo del primer trimestre del año. Por el contrario, el empleo cayó en Hoteles y restaurantes, Explotación de minas y canteras, Servicios comunitarios, sociales y personales, Transporte y comunicaciones, y Servicios sociales y de salud”.

Fuente: Clarín