Ajuste salarial: el nuevo desafío para las empresas

La divisa estadounidense aceleró su escalada en 2018, mientras que los precios del resto de la economía no dan tregua al bolsillo de los consumidores. Para los ejecutivos y profesionales, la pérdida de poder adquisitivo parece un dato evidente.

En este escenario complejo, las empresas reacomodan sus presupuestos y previsiones para el segundo semestre que ya está en marcha.

Según un relevamiento de Acciones Salariales 2018 de la consultora Willis Towers Watson, el 63,5% de las compañías está redefiniendo sus presupuestos en función de aplicar nuevos aumentos salariales para la segunda mitad del año.

Mientras que el restante también compensará a sus empleados con distintas medidas como bonos, adelantamiento de sueltos, compensaciones extras y premios.

El estudio relevó 273 empresas de 15 sectores de diferentes actividades. Los resultados muestran que el 100% de las compañías aumentarán los salarios de sus empleados fuera de convenio y que el 75% de ellas modificará su presupuesto anual para salarios en función de la coyuntura económica.

“Lo significativo es que hoy el presupuesto planeado de 21% de incremento no alcanza, en vistas de que la inflación no es la que había sido prevista y de que se están renegociando los acuerdos sindicales. Las empresas les dicen a sus casas matrices: necesito un remesa adicional”, señala Marcela Angeli, directora de Gestión de Talento y Compensaciones de la consultora.

Asimismo, el informe remarca que más de la mitad de las empresas modificará en entre 3 y 6% sus presupuestos. Mientras que un 24,3% lo hará entre 7 y 10%. Las subas salariales se concentrarán principalmente entre los meses de julio y octubre.

Esta situación puede variar y depende exclusivamente de la coyuntura: no siempre se modifican los presupuestos y hubo años en los que, incluso, los cambios fueron para reducirlos. La consultora cita el ejemplo del año 2017, en el que empresas iniciaron el año previendo ajustes del 30% y terminaron dando entre el 20% y el 27%.

(Fuente consultada Consultora Willis Towers Watson/ Clarín)