Subsidios al desempleo en EEUU suben a casi 1 millón

Subsidios al desempleo en EEUU suben a casi 1 millón

Las solicitudes iniciales por subsidios al desempleo en EEUU aumentaron la semana pasada a casi un millón de potenciales beneficiarios.

Se trata del nivel más alto desde fines de marzo, a medida que las infecciones por coronavirus y los confinamientos continúan aumentando.

Así lo informó el Departamento de Trabajo de Estados Unidos.

Las solicitudes iniciales de desempleo en los programas estatales regulares aumentaron en 181.000 beneficios a 965.000 pedidos,

Esto ocurrió en la semana que terminó el 9 de enero, según datos oficiales.

Los reclamos continuos en los programas estatales aumentaron en 199.000 a 5,27 millones en la semana que terminó el 2 de enero.

“Las restricciones impuestas para combatir la tercera ola de Covid claramente han hecho un gran daño, pero no es obvio que el impacto incremental siga aumentando”.

Así lo indicó Ian Shepherdson, economista jefe de Pantheon Macroeconomics.

Las solicitudes de subsidios al desempleo superaron las 750.000 semanales desde que los casos de Covid-19 comenzaron a aumentar nuevamente a fines del año pasado.

Lo que subraya el impacto de los temores de infección y las restricciones comerciales sobre el empleo.

La distribución de vacunas debería ayudar a restaurar la actividad económica en los próximos meses.

Pero el primer trimestre podría seguir trayendo consigo la debilidad del mercado laboral hasta que  las vacunas alcancen una masa crítica.

El ansiado paquete de estímulos

El paquete de ayuda pandémica de US$ 900 mil millones recientemente aprobado debería brindar algún alivio a los trabajadores y empresas en el trimestre actual.

Se espera que el presidente electo Joe Biden publique detalles de un paquete de ayuda adicional propuesto.

Que podría extender aún más los beneficios por desempleo y ayudar a ciudades y estados.

La semana pasada, Biden calculó el “paquete completo” en “billones de dólares”, y muchos demócratas creen que llegará a US$ 2 billones.

Mientras que otros esperan que la porción exclusiva del coronavirus caiga más cerca del valor del último paquete, unos US$ 900.000 millones.