S&P descuenta que Argentina incumplirá pagos de deuda

“Esperamos que Argentina incumpla con su deuda nuevamente en algún momento después de que el nuevo gobierno entre en funciones. Hasta entonces, el país seguirá afrontando dificultades debido a los controles de capital y a la incertidumbre en general sobre las políticas, lo que se reflejaría en una contracción económica”, señala la calificadora S&P en su último informe sobre las perspectivas de la banca latinoamericana.

El informe concluye que América Latina está creciendo por debajo de su potencial económico y las limitadas inversiones en la región mantienen a la baja la demanda de crédito para los bancos, debido principalmente a la dinámica política y a las crecientes protestas sociales en varios países de la región.

En el caso de Brasil, señala que los bancos comerciales todavía presentan un desempeño operativo sólido debido a las mejoras en la eficiencia, las crecientes comisiones y las menores necesidades de aprovisionamiento, mientras que los bancos propiedad del Gobierno están avanzando con la agenda de la privatización y reduciendo gradualmente su participación en el sistema bancario. Otra conclusión, es que la calidad de activos e indicadores de rentabilidad de los bancos mexicanos sigue resilientes en medio del debilitamiento de la economía y de la baja demanda de crédito.

“En América Latina preveemos otro año de crecimiento débil en 2020, aunque con una mejora moderada frente a 2019, caracterizado por los niveles persistentemente bajos de inversión y por riesgos significativos a la baja, asociados en su mayoría con la incierta dinámica política”, señala S&P que advierte que “los riesgos geopolíticos son elevados y podrían minar las decisiones de inversión si las tensiones aumentan. Algunas jurisdicciones bancarias de la región están padeciendo condiciones difíciles hacia 2020, caracterizadas por los continuos niveles bajos de inversión y por importantes riesgos a la baja, debido principalmente a la incertidumbre sobre las políticas y a la agitación política en algunos países de la región”. Al respecto advierte que “las crecientes protestas sociales en muchos países de la región podrían llevar a los gobiernos a relajar su política fiscal e incurrir en más deuda”.

Con relación a los bancos argentinos la calificadora S&P alerta por el deterioro de la calidad crediticia en la mayoría de los segmentos, con la cartera vencida en 4,7% hacia el cierre de agosto pasado (desde 3% en 2018 y 2% en años anteriores), con el crédito corporativo detrás de 100 puntos básicos de mora total. “La baja penetración del crédito y el enfoque en segmentos más formales han ayudado a mantener las pérdidas crediticias en niveles manejables”. Señala además que pese a la contracción crediticia, la rentabilidad de los bancos se ve soportada por tasas más altas sobre los créditos, e intereses de instrumentos del banco central, con un retorno sobre activos estimado en torno al 4%. La solvencia también se ha mantenido adecuada”.

Ámbito