Sobreseen a Cristóbal López en una causa, pero sigue preso por otras dos

El empresario y su socio, Fabián De Sousa, consiguieron la libertad por el caso Oil Combustibles, donde los juzgaban por obstrucción de justicia con la venta de acciones de Oil. Procesados en otras dos causas hoy también pedirán su libertad.

El Tribunal Oral Federal 3 le concedió la excarcelación a los empresarios Cristóbal López y Fabián De Sousa en la causa por la venta de acciones de Oil Combustibles. No obstante, seguirán presos, ya que tienen dictaminada la prisión preventiva en otras dos causas.

Cristóbal López había solicitado su excarcelación, después de haber sido sobreseído en un caso conexo donde se lo investigaba por presunta administración fraudulenta cuando buscó vender al Grupo Indalo.

Su socio Fabián De Sousa, que también está detenido por ese expediente, presentó el mismo pedido en sintonía con López.

Las otras dos causas por las cuales López y De Sousa todavía siguen con prisión preventiva se encuentran en los cuadernos de las coimas. Aparecen en el tramo donde se investigó la cartelización de la obra pública. Los abogados presentarán hoy el pedido de excarcelación ante el juez Claudio Bonadio. Y en caso de ser rechazada, definirá la Sala 1 de la Cámara Federal Porteña, que integran los jueces Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi. El año pasado, esta misma Cámara, pero con otros integrantes, habían ordenado la libertad de los dueños del Grupo Indalo (luego revocada por Casación)..

En la causa Oil, la defensa del empresario K preso hace más de un año, sostuvo que ante “la inexistencia del hecho que se utilizara para justificar la detención preventiva de nuestro asistido, corroborada por el sobreseimiento dictado en el marco de la causa 20.509/2017, genera que la misma deba cesar inmediatamente. Dicho de otra forma, la tramitación de la causa anteriormente mencionada ha demostrado, que nunca ocurrió el suceso en el que se basó la supuesta existencia de riesgo procesal y, por ello, no hay peligros procesales que justifiquen el encarcelamiento preventivo”.

La defensa de los empresarios se refirió a que la jueza María Eugenia Capuchetti sobreseyó la semana pasada a López y a De Sousa, al sostener que “no se intentó defraudar a los intervinientes en ese expediente, tampoco fueron transferidas las acciones de las empresas”.

Sin embargo, el juez Julián Ercolini, quien instruyó la causa madre Oil, había dictado las prisiones preventivas porque ambos intentaron vender el grupo, pese a que tenían los bienes inhibidos. Al momento de argumentar por qué se ordenaba la detención de los dueños del Grupo Indalo, el juez Ercolini había concluido que sus dueños cometieron acciones “dirigidas a obstruir la labor de la justicia”. Uno de los ejemplos citados fue la venta que intentó hacer Cristóbal López a Op Investiment, el fondo de inversión de Ignacio Rosner y Santiago Dellatorre. Ante los argumentos de Capuchetti, Fabián Lértora -abogado de López-, solicitó al Tribunal Oral Federal 3 (TOF 3) -que realiza el juicio oral por la maniobra defraudatoria por la que se acusó a los dueños del Grupo Indalo la excarcelación de su cliente. En el escrito la defensa reiteró que la circunstancia que “había determinado la prisión preventiva Cristóbal Manuel López fue la supuesta transferencia de las acciones sobre las empresas de Grupo Indalo que se habría realizado a favor de Rosner y Dellatorre Balestra, como circunstancia obstaculizante de la investigación, toda vez que se habría vulnerado la medida cautelar dispuesta en la investigación”.

Con información de Clarín