Sin quórum Cafiero se quedó con los “superpoderes”

– Estuvo a 5 diputados de alcanzar los 129 necesarios para sesionar. Lo había pedido Cambiemos.


Con 124 diputados presentes -en el recinto y en forma virtual-, la sesión especial convocada por Juntos por el Cambio para derogar el DNU que le otorgó mayores facultades al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, para reasignar partidas presupuestarias, cayó por no alcanzar el quórum.

Con asistencia perfecta del interbloque, JxC aportó 116 legisladores, los acompañaron los dos monobloques de Izquierda -Romina del Plá y Nicolás del Caño-, y cuatro legisladores del Interbloque Federal: Graciela Camaño, Jorge Sarghini, más los socialistas Luis Contigiani y Enrique Estevez.

El presidente del Interbloque Federal, José Luis Ramón -a quien los cambiemitas habían “escrachado” por pronunciarse en contra del decreto pero bloquear su tratamiento en la última sesión- también estuvo presente, aunque el resto de sus compañeros de bancada no dio quórum.

“Estoy acá sentado porque el Congreso tiene que recuperar las facultades que como República tiene”, aseguró Ramón y pidió que Cafiero vaya a la Cámara a “dar explicaciones”.

La sesión, convocada para las 10, cayó 45 minutos después, al no haber conseguido tener 129 legisladores presentes.

“Dejaron sin quórum la democracia. Le sacaron, con una firma, uno de los principales derechos y potestades que tiene el Congreso que es control. Ya pasaron seis meses de este Gobierno, no tenemos presupuesto, no tenemos hoja de ruta, no sabemos qué esta pasando con la deuda. Que venga el jefe de Gabinete a dar explicaciones”, afirmó Cristian Ritondo, presidente del bloque PRO.

En esa línea, Mario Negri, titular del Interbloque de JxC, recalcó: “Que el oficialismo no esté presente es parte del juego, pero que la oposición cuyo único capital que tiene es no ceder sus facultades se la entregue con la ausencia… No queda nada, salvo extorsión de por medio”.

A su vez, apuntó contra el Gobierno: “Estamos sentados acá por el pecado de gula; el exceso. La idea de que se puede entrar de rondón en nombre de la emergencia a quedarse con la facultad de manejar la plata de todos los argentinos discrecionalmente”.

El pedido de sesión especial se dio después de que el Frente de Todos bloqueara el apartamiento de reglamento pedido por la oposición para debatir ese DNU en la última reunión virtual.

Tras caerse por falta de quórum, la sesión de este jueves continuó con expresiones de minoría. “Por inconstitucional e innecesario rechazamos el artículo 4 del DNU 457/20 y solicitamos su inmediata derogación”, planteó Pablo Tonelli (PRO) tras una explicación técnica en la que aseguró que el decreto en cuestión “transfiere al Ejecutivo una atribución del Congreso” y “altera el sistema de división de poderes”.

Tras él, el macrista Waldo Wolf enumeró una serie de hechos contra el Gobierno, al que acusó de “sacarle el poder al pueblo”. “Se lo saca para ir por la impunidad, porque mientras el Presidente le dice a una periodista que no siembre angustia y ordena un estado de ánimo, (Horacio) Pietragalla pide la liberación de Jaime y Juan Martín Mena firma el pacto de Devoto para que salgan los presos. Y aparece (Oscar) Parrilli y pide la anulación de Hotesur y Los Sauces y (Carlos) Zannini pide la anulación causa del Memorandum con Irán. Y ahora el Presidente, por decreto, hace reasignación de partidas dando discrecionalidad al jefe de gabinete que fue elegido por él”.

El socialista Enrique Estevez dijo: “Vamos a defender las facultades del Congreso gobierne quien gobierne y participar de instancias como estas convoque quien convoque porque estamos convencidos que necesitamos del rol activo del Congreso”.

Tras la frustrada sesión, Cafiero informó que el 17 de junio irá al Senado a dar su primer informe sobre la marcha del Gobierno. La Constitución indica que el jefe de Gabinete debe ir una vez por mes al Congreso.

Fuente: Clarín