Después de la tormenta siempre sale el sol, dicen en la city

Después de siete subas consecutivas, la bolsa porteña tomó ganancias y descendió 0,2% lo cual “es nada” decían analistas bursátiles, más aún, después de una semana que parece oficiar de bisagra, entre malos tiempos y mejores ánimos.

Si bien la rueda de este viernes tuvo sus altibajos –como para recordar que la volatilidad no se ha ido-, fue una rueda de la que se esperaba mucho y positivo, al mediodía se dio vuelta y llegó a estar 3% abajo, para luego cerrar con una merma mínima.

“Fue una gran semana para el Merval, el índice recuperó un 14% y se colocó en la zona de sus valores máximos en pesos, pero si tomamos la variación en dólares, el alza semanal fue del 21%”, destaca Gastón Vai, Director de MT Capital.

El balance de la semana “en términos generales es exitoso”, prosiguió Vai, “trascendió que el acuerdo con el Fondo ya estaría redactado y se anunciaría el lunes, de ser así el mercado interpreta que 2019 ya tiene garantizada la cobertura de los vencimientos y eso significa además un clima electoral tranquilo.”

En la renta variable, y dentro del panel principal los peores recorridos quedaron para VALO –3.80%, DGCU2 (-3.3%), BYMA –3.13% y en YPFD –3,21% “muy vinculada al petróleo, a las inversiones en Vaca Muerta y la perspectiva de estabilización de la inversión en argentina, siempre es un buen papel para recomendar, acumula subas del 12,7% en el mes y 50,3% en el año”.

Respecto de las bajas, muchos papeles subieron estrepitosamente y “ahora airean”, comentaban. En tanto, las subas fueron encabezadas por COME (+3.8%), TRAN (+3.1%), EDN (+2.7%), GGAL (+2.5%) y CVH (+2.4%).

Entre las recomendaciones de inversión, para Gastón Vai hay oportunidades “distinguiendo en los papeles, el efecto dólar del efecto renta genuina”; banco Macro “tiene todavía un recorrido importante para esperar”; “las empresas exportadoras como San Miguel, o empresas que de manera indirecta deberían empezar a traccionar como Agrometal”, aunque en este último caso que tiene poco volumen, el analista no recomienda destinar una parte importante de la cartera. “Es difícil poner número, los precios quedaron sucios por la devaluación, entonces aquel que quiera meterse en acciones tendría que mirar la solidez de las empresas que originan la acción y pensar a mediano plazo”, explicó Vai.

Respecto de los títulos públicos, también tuvieron su semana de recuperación, los instrumentos en dólares finalizaron con totalidad de subas a lo largo de toda la curva de rendimientos de hasta 2.1% en la rueda de hoy (A2E7); con rendimientos entre 7.7-11% anual para durations de hasta 11 años. En tanto, los bonos en pesos indexados por CER y Badlar treparon hasta 5.4% (PARP). Como dato, destacamos que el Credit Default Swap (CDS) a cinco años, tomado como medida de riesgo, retrocedió 28 puntos en la rueda (106 en la semana) hasta los 539 puntos básicos.

En la city hay un clima optimista, “de esperanza, hasta la semana pasada era todo negro, esta semana fue eufórica y con expectativa de futuro, pero siempre tenemos la luz de alerta encendida, sabemos que cualquier nuevo cimbronzano te tira a las piedras de nuevo.”