Semana de conflictos: de la dura pelea con los jefes provinciales al mensaje del Presidente ante la Asamblea Legislativa

Semana de conflictos: de la dura pelea con los jefes provinciales al mensaje del Presidente ante la Asamblea Legislativa

La disputa entre el Gobierno nacional y el chubutense Ignacio Torres, que cosechó amplio apoyo entre los jefes provinciales de todos los espacios políticos, siguió creciendo en las últimas horas y proyecta una semana política de alta tensión. Por lo pronto, sumará otro capítulo judicial. Y ya provoca un cimbronazo en la interna del PRO, además de enfriar aún más la posibilidad de un entendimiento entre Javier Milei y Mauricio Macri. En ese contexto, la escalada del conflicto se proyecta sobre el Congreso, con expectativa sobre la actitud del Presidente en el inicio de las sesiones ordinarias.

Milei y su equipo mantuvieron la disputa en un máximo escalón durante el fin de semana. El Presidente descalificó personalmente al mandatario de Chubut, al que trató de “pobre chico que no puede leer un contrato”. Y Guillermo Francos salió a cruzar los argumentos provinciales sobre el recorte de fondos de la coparticipación por 13.500 millones de pesos, que equivale a más de un tercio de los ingresos mensuales por esa vía.

Torres había advertido el viernes pasado que frenaría los envíos de petróleo y gas desde la provincia si el gobierno nacional no reconsideraba el recorte de fondos. Una medida extrema, además de polémica, que genera incertidumbre por cuestiones legales y prácticas.

De todos modos, lo que quedó a la vista supera la pulseada por los fondos referidos. Se trata de una deuda provincial, asumida en la gestión anterior -por Mariano Arcioni, de signo peronista y alineado con el massismo-, sobre la que Torres planteaba una renegociación.

La relación con Torres se complicó en el marco de la reacción general del Gobierno luego de la caída de la Ley Omnibus en Diputados. El Presidente salió fuerte entonces contra los diputados y también contra la mayoría de los gobernadores, en especial de la oposición más dispuesta al diálogo.

El gobernador de Chubut anunció que este lunes hará una presentación ante la Justicia. Y desde el punto de vista político, gatilló una respuesta generalizada de las provincias al Ejecutivo nacional por las cargas del ajuste. Sumó de entrada el respaldo de los gobernadores de la Patagonia -sin distinción de origen político- y agregó después el aval de los otros nueve mandatarios que siguen funcionando como JxC. También expusieron respaldo más tarde la mayoría de los jefes provinciales peronistas.

La pelea con Torres, dirigente del PRO, provocó al mismo tiempo fuerte impacto en la interna “amarilla”. Patricia Bullrich movió a su sector para producir una declaración contra el mandatario, cerrando filas con Milei. Macri mantuvo el silencio durante el fin de semana. Y la declaración no lleva su firma ni la de dirigentes destacados de su sector. Este lunes, el tema sería abordado en un encuentro virtual entre el bloque de diputados y los gobernadores del PRO.

Se espera además que el creciente conflicto se proyecte al Congreso. El viernes, se reúne la Asamblea Legislativa para abrir un nuevo período de sesiones ordinarias. Y alimenta expectativas el mensaje presidencial, que desde el oficialismo anticipan duro. Después, se verá qué proyectos envía el Ejecutivo y las iniciativas de los propios bloques.