Sector triguero reclama previsibilidad al menos durante el cultivo

Sector triguero reclama previsibilidad al menos durante el cultivo

Retenciones. Representantes del sector reclamaron “previsibilidad” y que no cambien las reglas de juego “al menos durante el período del cultivo”; pedido por Precios Máximos

Luego de la reunión entre la Mesa de Enlace y el presidente Alberto Fernández que le bajó la tensión a su amenaza de poner más retenciones o cupos para exportar si no hay un freno en los precios de los alimentos, la Mesa Nacional del Trigo, que integran entidades de la cadena de ese cultivo, reclamó que el Gobierno “no modifique” las reglas de juego para ese sector productivo.

“Previsibilidad, que el Gobierno no modifique las reglas de juego durante el período del cultivo al menos”, dice la frase que quedó plasmada en un documento tras una reunión en Leones, provincia de Córdoba, donde se realizó el encuentro. El párrafo fue incorporado tras un pedido de las entidades de la producción que estaban en el lugar.

El documento final con diversas consideraciones fue firmado por diferentes entidades de la cadena e incluso le pusieron su firma funcionarios nacionales, como Delfo Buchaillot, subsecretario de Agricultura, y también Ariel Martínez, subsecretario de Coordinación Política del Ministerio de Agricultura.

De la jornada también participó el ministro de Agricultura, Luis Basterra, que no estaba en el momento que se firmó el documento porque estaba participando de un acto en un salón vecino.

Más puntos para el debate

Además del pedido de “previsibilidad” por parte del Gobierno, la Mesa del Trigo también anotó otros puntos, como “eliminar los derechos de exportación que desalientan la producción y el compromiso de no intervención en el mercado”. Esto fue por un reclamo de las entidades del sector privado.

En tanto, tras un planteo de la industria molinera se plasmó un pedido para “revisar Precios Cuidados y Precios Máximos para la harina, reconociendo el proceso inflacionario y el aumento de la materia prima”.

La industria molinera está en el programa oficial desde marzo de 2020. Argumenta que el precio del cereal trepó entre 50 y 60%, mientras que al valor de la harina solo se permitió un aumento de 9% en el marco del programa del Gobierno.

La Mesa Nacional del Trigo también incluyó una petición del sector privado para abordar “el costo impositivo de los alimentos en góndola, evaluar los impactos del Estado en cada eslabón, evaluar distorsiones de la cadena”.

Según el documento, también se incluyeron compromisos como “trabajar en el abastecimiento del mercado interno”, “apoyo a la herramienta del PAF como instrumento financiero para la mejora de la comercialización”, “generar escenarios previsibles”, “fomentar acciones para disminuir el riesgo, como seguros, y tener más herramientas de financiamiento”.

ROE y permisos

De acuerdo con un informe de la Sociedad Rural Argentina, “cuando se eliminaron los ROE (permisos para exportar) y eliminaron o redujeron los derechos de exportación, la tasa de crecimiento [del cultivo] duplicó el ritmo de crecimiento de largo plazo”.

“Al sacar los ROE y las retenciones la producción aumentó 90%, de 10 millones de toneladas a 19 millones”, apuntó el informe. “Las exportaciones aumentaron más de tres veces en volumen gracias a la mayor producción. Y volvimos a consolidarnos como un proveedor confiable”, agregó, sobre la necesidad de mantener el flujo de comercio hacia otros países.

La Rural alertó que “a causa de la incertidumbre generada por el manejo del registro de exportación del maíz, el mercado del trigo operó a partir de ese momento con gran incertidumbre”.

Fuente: La Nación