Esperan un repunte del sector inmobiliario

Así lo analizaron especialistas y representantes del sector después de que en las últimas semanas se conocieron cifras de la baja en la cantidad de escrituras realizadas en la ciudad de Buenos Aires.

Especialistas del sector inmobiliario esperan que este año el mercado comience a movilizarse y mejore respecto de la fuerte caída que tuvo en 2019, en la medida que se logre estabilizar el dólar, controlar de la inflación y se tomen acciones que favorezcan la oferta de créditos hipotecarios.

“El primer semestre va a ser de reacomodamiento, vamos a estar observando las reglas, cómo se moviliza el dólar. Si hay estabilización del dólar, control de la inflación, baja de interés y medidas sobre créditos hipotecarios, tendríamos un segundo semestre muy interesante”, dijo el presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina, Alejandro Bennazar.

De acuerdo con un informe del Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires difundido el jueves, la cantidad total de las escrituras de inmuebles en la Capital Federal y en la provincia de Buenos Aires marcó en 2019 registros históricos a la baja, como reflejo de un año por demás complejo.

En el ámbito de la Capital Federal, se registró una caída de 41,2% en la cantidad de escrituras respecto a 2018, al sumar 33.411 operaciones contra 55.892 del período anterior, la cifra más baja del registro histórico desde 1998.

Diciembre fue el decimonoveno mes consecutivo con caída en la medición interanual porteña, y en comparación con noviembre los actos escriturales subieron 35,5% en cantidad y un 37,2% en pesos.

Según Bennazar, en la retracción de 2019 “el gran impacto fueron las líneas de crédito que habían sido el gran motor de las ventas 2017-2018”, además “no se logra un número estable del dólar que genere confianza y reactive la compra venta de propiedades y la inflación es otro factor que pegó fuerte”.

El presidente de la Cámara valoró la iniciativa del gobierno para que los tomadores de crédito para primera vivienda puedan acceder hasta u$s 100.000 sin pagar el impuesto del 30% del dólar solidario, al señalar que “significa que hay preocupación por reactivar el mercado. Es una muy buena noticia”.

Destacó que dentro de la caída del sector “lo que es obra nueva y de pozo” se están concretando operaciones.

Por su parte, el presidente del Colegio Profesional Inmobiliario, Armando Pepe, dijo a Télam que “en 2019 la caída ha sido brutal. Está muy complicado el sector de la construcción y el inmobiliario, con el cambio de gobierno no sabemos cuál va a ser la política económica, pero hay que ser optimista”.

Detalló que “el sector de la construcción hace dos años que está paralizado, que no se inician obras nuevas y el sector inmobiliario venimos en caída libre, no hay plata para dar crédito a la gente”.

“Hoy no sabemos si vamos a entrar en default, si el Fondo (Monetario Internacional) le va a dar dos años como pidió el Presidente (Alberto Fernández). Cuando tengamos eso va a ser más claro”, sostuvo Pepe.

El empresario inmobiliario aseguró que en el sector “hoy hay una importantísima demanda retenida, gente que está sentada arriba de los dólares esperando. Toda esa demanda tiene que ser absorbida”.

“Por ahora el mercado está expectante, yo creo que esta primera etapa del año va a ser dura, hasta que sepamos dónde estamos parados y la segunda parte más positiva”, agregó.

Asimismo, Pepe dijo que “donde sí está habiendo un atisbo de movimiento es en gente que estaba en plazo fijo o Lebacs y sale de eso y se mete en construcciones de pozo, que se pagan en pesos”.

“Esa inversión va ajustada por el índice de la Cámara de Construcción y al finalizar la obra tiene dolarizada su inversión”, concluyó.

Fuente: Télam