Se espera récord histórico en la producción de bioetanol

Para el año 2018 la producción de bioetanol en el país ascendería un 4,1% respecto al año anterior, alcanzando un volumen récord, según el informe anual de biocombustibles de Argentina publicado recientemente por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA).

La producción de bioetanol alcanzaría en el año 2018 el récord histórico de 1.150 millones de litros, lo que representaría, además, un 24,2% de crecimiento en comparación al 2016.

Este aumento se registraría en respuesta a una creciente demanda interna, que también estaría alcanzando niveles sin precedentes. Al no haber exportaciones de etanol, la producción crece de la mano con las necesidades domésticas, principalmente para abastecer los requisitos de mezcla del bioetanol con nafta, cuya tasa de corte obligatoria es del 12%.

En cuanto a los insumos utilizados en la elaboración de etanol, en 2018 el 55% se haría en base a maíz, mientras que el 45% restante tendría como insumo a la caña de azúcar.

Actualmente ambos insumos deben ser utilizados en iguales proporciones, es decir 50% y 50%. Sin embargo, la caña de azúcar perdió participación relativa al enfrentar problemas de suministro en los primeros meses de este año, los cuales fueron originados, en primer lugar, porque el gobierno redujo los precios oficiales y no distribuyó las cuotas individuales de las compañías en la última parte de 2017. En segundo lugar, las fuertes lluvias que ocurrieron en febrero en el norte (principalmente en Salta y Jujuy) afectaron la producción y la logística.

Argentina importa etanol principalmente como otros productos químicos industriales y también como bebidas. En el presente año, el gobierno autorizó por primera vez un pequeño volumen de importaciones de 5 millones de litros para asegurar el cumplimiento del mandato de corte del 12%, esto debido a los problemas productivos que enfrentó la caña de azúcar. Mientras la mayoría de los agentes considera que este evento fue excepcional, unos pocos analistas creen que podrían importarse dos o tres cargas más en lo que resta del año. Pese a esto, no se espera que las importaciones sean necesarias en los años sucesivos.

Fuente: Bolsa de Comercio de Rosario