Se aleja el sueño de la casa propia pero ganan los inversores

El asesor inmobiliario Daniel Zampone relativizó el impacto que tendrá sobre el sector de la construcción el resultado de las PASO y un dólar orillando los $60: “Lamentablemente, en este contexto de incertidumbre el sueño de la casa propia quedará frizado para el sector mas vulnerable que busca su primera vivienda” aunque sostuvo que “como en toda crisis, hay un sector con capacidad de ahorro que se verá beneficiado por la baja en el precio de los activos inmobiliarios”.

“Para el pequeño ahorrista, el momento de invertir es hoy. En momentos como estos, los martilleros recomendamos comprar cocheras o unidades mínimas sin importar demasiado variables como ubicación o calidad, al solo efecto de que el ladrillo funcione como resguardo de valor para seguir escalando hasta llegar a la propiedad deseada”.

“Hoy el que tiene dólares bajo el colchón tiene la oportunidad de negociar un mejor precio ya que la tendencia a la baja de los inmuebles se va a intensificar”, opinó. 

“Hay otra tendencia que venimos registrando que se a a expandir; las operaciones encadenadas; es decir se vende para comprar”, dijo.
“Este año funcionó muy bien para los que tienen alguna capacidad de ahorro la compra desde el pozo como una alternativa eficaz para ganarle a la inflación”, añadió.

“El ladrillo es como tener dólares mas una rentabilidad porque sube el precio de los inmuebles en dólares”, comparó, y resaltó que “hubo barrios donde en unos pocos años el valor del metro cuadrado se triplicó”. “Para describir el historial de ladrillo en Argentina, comentó una anécdota sobre dos talentos deportivos que ganaron muchos premios y dinero pero mientras uno terminó vendiendo los trofeos para sobrevivir, el otro sigue viviendo de rentas. El secreto no es cuanto se gana sino como se lo invierte”, concluyó