“Se alcanza un acuerdo de deuda sustentable con una gran participación de acreedores”

El FMI y el Gobierno, aliados en transmitir una propuesta agresiva de deuda 
– Tanto el ministro de Economía, Martín Guzmán, como el organismo internacional enfatizaron que ese será el horizonte a buscar. Arranca ronda con inversores para intercambiar visiones antes de la propuesta de canje.

Casi en sintonía perfecta, el Gobierno argentino y el Fondo Monetario presentaron el viernes su panorama sobre el crudo escenario para la deuda argentina. Desde ambas presentaciones se reforzó la idea que ya se habían llevado los grandes fondos de inversión cuando estuvieron a principios de marzo en Buenos Aires: que la quita va a ser agresiva ya que se necesita un alivio sustancial en la evolución de la deuda para volverla sustentable. Por parte del FMI, a través de una nota técnica elaborada por la número dos del Departamento Occidental, Julie Kozack, y por el líder de la misión para la Argentina, Luis Cubeddu, pidieron “un alivio substancial de los acreedores privados para restablecerla sostenibilidad con alta probabilidad de la deuda “.

Ese alivio calcularon que rondarían entre los u$s 55.000 millones y u$s 85.000 millones para los próximos diez años,según tres escenarios para la reestructuración de la deuda 2020/21 trazados por la misión técnica del FMI tras las recientes visitas a Buenos Aires. Estos escenarios básicamente se diferencian en qué tipo de financiamiento puede conseguir la Argentina, con tasas que oscilan entre el 5% y el 9%, y la madurez de los créditos, de entre 3 y 7 años.

Pero también la propia titular del FMI, Kristalina Georgieva, habló por teléfono con Alberto Fernández y con Martín Guzmán y les dijo que era importante volver a poner a la deuda en un sendero sustentable.

Desde el Fondo no dieron certezas sobre cuál será el porcentaje de la quita, aunque sí mencionaron que la Argentina no tiene capacidad para afrontar sus servicios de deuda hasta 2024. No obstante, en esta instancia aún no está definido si el propio organismo pospondrá el calendario que tiene con la Argentina para la devolución del stand-by recibido: primero se debe llevar a cabo la revisión de la economía, conocida como el artículo IV.

A su turno, Guzmán en su exposición vía streaming desde el Palacio de Hacienda mencionó la intención del Gobierno de hacer una operación de una vez que sea lo suficiente buena para no tener que volver a hacer otra reestructuración años después. Con esa intención empieza esta semana una nueva ronda de intercambios virtual, con los grandes fondos que tienen deuda argentina. Desde el FMI reconocieron que uno de los riesgos que enfrenta el país es que el impacto negativo en la economía de la propagación del coronavirus sea mayor al estimado; que no se contengan reclamos salariales y de precios, y, por sobre todas las cosas, menciona que la evaluación que hacen se asume que “se alcanza un acuerdo de deuda sustentable con una gran participación de acreedores”.

Fuente: Cronista