Resumen de los mercados 11/05/20

Buen arranque de semana para los títulos argentinos que operaron hoy con subas de entre 5.5% y 6%, y un Riesgo País que cedió cerca de 200 unidades con respecto al cierre del viernes. Esto, tras la extensión de los plazos del canje, la cual fue oficializada este lunes y, lógicamente, fue muy bien recibida por el mercado.

Mercado Local

El gobierno llegó al 8 de mayo con la aceptación de la mayoría de los bonistas locales pero en medio del rechazo generalizado de los acreedores internacionales y sin la adhesión de ningún fondo de inversión. Por lo que se estima que el nivel de aceptación del canje no superó el 20%, número significativamente menor a lo esperado. Dicho escenario obligó la extensión de los plazos del canje, la cual fue oficializada este lunes y, lógicamente, fue muy bien recibida por el mercado. En este contexto, los títulos argentinos arrancan la semana con subas de entre 5.5% y 6%, con un Riesgo País que cedió cerca de 200 unidades con respecto al cierre del viernes. Hacia adelante, la expectativa estará en el próximo 22 de mayo, fecha en que finaliza el periodo de gracia del gobierno para cancelar los intereses de los bonos globales que vencían en abril. Donde, de no alcanzar un acuerdo o no cancelarse los pagos, el país entraría en default.

De esta manera, las negociaciones continúan abiertas y el diálogo con los grandes grupos de inversores irá definiendo la dinámica del mercado en lo local. Por el momento, y hasta que no haya una contra oferta, la propuesta inicial para reestructurar los USD 65.000 millones de deuda se mantiene vigente. Recordemos que la misma incluye un periodo de gracia de tres años, la reducción del 5.4% del capital y un 62% en el pago de intereses. Mientras tanto, desde el Ministerio de Hacienda aseguraron estar “abiertos a tratar todos los aportes diseñados para ayudar a Argentina a lograr sus objetivos y al mismo tiempo mejorar las recuperaciones de los acreedores”.

La intención de mejorar la oferta que refleja la postura más flexible del gobierno para alcanzar un acuerdo mejoró las expectativas. O al menos así lo reflejaron las subas de hasta 8% que vimos en la curva soberana en dólares, con el Riesgo País cayendo más del 5% para ubicarse en los 3.100 puntos –el menor nivel desde mediados de abril-.  Entre los bonos más cortos, promediaron subas del 5.4% y 5%, entre los cuales destacamos el AO20 y el AA21 en 5% y 5.5%, respectivamente. Mientras que, entre los bonos de mayor duration las subas fueron incluso cercanas al 6%. Acá, el bono centenario registró una suba del 6.8%. En el tramo medio de la curva, por su parte, alcanzaban una mejoras de hasta un 7/8%. Si analizamos los bonos según el momento de emisión, los títulos del canje anterior las subas fueron del 3.5% para el PARY, y del 4.2% para el DICY.

Con respecto al nivel de paridades, estas se ubicaron en la zona de 29/30% en promedio, mejorando algunos puntos con respecto a la semana pasada. Con un diferencial que retrocedió a niveles de 50/60 puntos, ya lejos de los máximos de 500/600 puntos alcanzados a principios de abril con el anuncio de la postergación de los pagos de los títulos de ley local.

En pesos, la deuda sigue su propio carril. Si bien el canje de los títulos en dólares no deja de pesar sobre las expectativas de la deuda en general, la atención se mantiene sobre el resultado de las ya recurrentes licitaciones del gobierno. Esta lunes, el Ministerio de Economía ofreció una combinación de letras del tesoro a descuento y una ajustable por CER donde saldrá a colocar $31.000 millones VNO al mercado. Mientras tanto, la curva en pesos reflejaba subas de ente 0.7% y 1.0%, con los bonos CER liderando la tendencia.

Con respecto al mercado de cambios, los distintos TC de referencia arrancan la semana con subas a pesar del marco restrictivo en el que operan. Recordemos que las últimas regulaciones del Banco Central y la CNV hacia las tenencias de los FCI, así como también a las operaciones en el mercado de toda persona física y jurídica contuvieron la suba de los dólares financieros durante la semana pasada. Ahora bien, como veníamos remarcando, no se espera que esa tranquilidad se mantenga durante las próximas ruedas en un marco de emisión monetaria, transferencias al tesoro y por ende mayores presiones inflacionarias. Puntualmente, tanto el CCL como el MEP subieron 1.7% y 2.7% este lunes, ubicándose en $118.5 y $115.9, respectivamente. De esta manera, el diferencial con el dólar oficial se ubica cercano al 75% y 72% -todavía por debajo de los máximos de 79% y 75%-.

En el segmento mayorista, el dólar cerró en $67.37 y continuó con las subas de 10/11 centavos diarias que viene registrando en las últimas semanas. Siempre avaladas por las intervenciones del Central,  que se estima vendió divisas para abastecer la demanda autorizada.  Esto, ante una menor oferta privada y en una rueda donde se operaron apenas USD 173 millones –por debajo de los USD 200 millones promedio diario que nos acostumbramos a ver-. Por su parte, el billete en el mercado minorista finalizó en $69.63.

Para terminar, la mejora en la renta variable se dio en sintonía con la extensión del plazo del canje de la deuda y por fuera de la tendencia en los mercados globales. En concreto, el S&P Merval reflejó una suba del 5% y se ubica cerca de los 37.900/38.000 puntos, ya lejos del mínimo de 22.000/22.500 puntos registrados a mediados de marzo. Centrándonos en el panel líder, no hubo un solo número negativo. Las ganancias fueron generalizadas y dentro de las cuales destacamos el rol del sector bancario con BBAR, GGAL, SUPV y BMA avanzando entre el 5% y 6%. Al mismo tiempo que, TGNO4, TECO2 y CRES sumaban 6.7%, 6.7% y 6.5%, respectivamente.

Medido en dólares, y con el CCL cerca de los $117, el índice se ubica en los 320 puntos. Es decir, se va alejando de los mínimos recientes de 260/270 puntos. Es importante recordar que, con el riesgo de default, no se descartan nuevas correcciones. En cuanto a los ADRs, la tendencia fue positiva con subas del 5/7%. Entre los cuales se destacaron BBAR (+11%) y GGAL (+8%).  

Mercado Internacional

Con más de 4,1 millones de casos confirmados de coronavirus en todo el mundo, de los cuales 1,3 millones de esas infecciones provienen de USA, los inversores se mantiene cautelosos ante la reapertura de las economías. El primer ministro italiano, dijo durante el fin de semana que podrían aliviar sus restricciones de bloqueo antes de lo planeado si el brote sigue bajo control, mientras que el primer ministro británico, Boris Johnson, dio a conocer un plan “condicional” para reabrir lentamente la economía. De todas formas, a medida que diferentes partes del mundo comienzan  a retomar parte de la actividad, no se deja de monitorear de cerca el ritmo de contagios y cualquier posible aceleración en el mismo.

En este marco, el S&P 500 se ha recuperado más del 33% desde el 23 de marzo, pero es importante destacar que todavía no cruzó los 3.000 puntos. Pareciera existir una percepción generalizada de que repunte del mercado desde los mínimos de marzo refleja las expectativas de que la pandemia de covid19 tendrá un efecto fuerte pero breve en la economía, con un crecimiento que se recuperará más adelante en el año, una vez que el brote disminuya, los trabajadores regresen a la actividad y la economía arranque de nuevo. Mientras tanto, este lunes, la suba del S&P500 fue de apenas 0.2% hacia los 2.935 puntos. A su vez, el Nasdaq avanzó 0.9% a los 9.207, mientras que el Dow Jones caía 0.3% a los 24.268 puntos.

En Europa, la tendencia fue mayormente negativa. Las principales plazas operaron dentro del terreno negativo durante gran parte del lunes, a excepción del FSTE100 ingles que cerró con una leve suba del 0.1%. Por otro lado, el IBEX35 español y el CAC40 francés retrocedieron 1.6% y 1.3%, respectivamente. Al mismo tiempo que el DAX alemán y el MIB italiano cedían 0.7% y 0.3%, en igual orden.

Con respecto a las tasas, los rendimientos de los bonos del tesoro americanos sumaron 2pbs para cerrar en 0.71%. Mientras que, en Europa, la tendencia fue similar. Los bonos italianos (1.88%) y los bonos británicos (0.27%) sumaron 7pbs y 3pbs, seguidos de los bonos alemanes (-0.51%) y los españoles (0.80%) en 2pbs y 1pbs, respectivamente.

Para terminar, el DXY –Index- aumentó 0.4% a los 100.2 puntos. Al mismo tiempo que la Libra y el Euro se depreciaban 0.5% y 0.2%, respectivamente.