Renault se hunde en los mercados, ante el arresto de su presidente en Japón

Oscuro inicio de semana para Carlos Ghosn, presidente de Renault, Nissan y Mitsubishi. Según informan los medios japoneses, entre ellos la televisión NHK y el diario Yomiuri, las autoridades han detenido al CEO por incumplir presuntamente la ley fiscal del país al ocultar algunas cifras de su sueldo.

Las acciones de Renault llegan a caer en torno a un 13% en la bolsa de París, mientras que los ADR (American Depositary Receipt) de Nissan retroceden un 11%.

El diario nipón Asahi anticipó que Ghosn era sospechoso de haber infravalorado sus propios ingresos personales en Japón en los estados financieros y destacó que el directivo había aceptado de forma voluntaria hablar con la fiscalía sobre este asunto.

Las primeras reacciones a este posible caso de evasión fiscal llegan desde Nissan. La compañía ha anunciado que tiene pruebas de las supuestas malas prácticas de Ghosn y ya ha anunciado que podría llevar a cabo la destitución del ejecutivo.

Ghosn, de 64 años, nacido en Brasil, de ascendencia libanesa y ciudadano francés, está considerado como el hombre de negocios extranjero más influyente en el país asiático. Tras liderar la alianza de Nissan, Renault y Mitsubishi Motors, muchos ciudadanos asiáticos lo tenían en muy buena consideración por alejar a Nissan de la bancarrota.

Comenzó su carrera en Michelin en Francia y posteriormente pasó a Renault. Se unió a Nissan en 1999 después de que Renault comprase una participación de control y se convirtiese en su consejero delegado en 2001.