Reapareció Cristina Kirchner: puso la responsabilidad de gobierno sólo en el Presidente y cuestionó a funcionarios

Reapareció Cristina Kirchner: puso la responsabilidad de gobierno sólo en el Presidente y cuestionó a funcionarios

Cristina Fernández de Kirchner reapareció públicamente en escena con una extensa carta que dejó varias señales políticas. En primer lugar, avisó que no asistirá al acto de recordación de Néstor Kirchner, a diez años de su muerte. Negó tener peso determinante en las medidas del Gobierno, que atribuyó exclusivamente a las decisiones de Alberto Fernández, pero señaló que hay funcionarios que “no funcionan” y aludió a “aciertos y desaciertos”. Y también hizo un llamado a un acuerdo amplio para enfrentar el grave problema económico expresado por el precio del dólar, aunque criticó a varios de los posibles convocados: el empresariado y la principal oposición.

“Como todos y todas saben, no concurro a actividades públicas u homenajes que tengan que ver con aquel 27 de octubre. Tal vez sea un mecanismo inconsciente de no aceptación ante lo irreversible. No sé… Ya saben que la psicología no es mi fuerte”, dijo en el inicio de su texto. Alberto Fernández encabezará el acto central de homenaje a Néstor Kirchner, en el CCK, donde será instalada una estatua del ex presidente traída desde Ecuador.

La participación de Cristina Kirchner en el acto había generado diferentes especulaciones, sobre todo a partir de su ausencia en la celebración del 17 de Octubre y en medio de versiones, lanzadas desde su entorno,  con críticas a la gestión de muchos integrantes del gabinete nacional.

Del mismo modo, la tensión en la interna oficialista remite a la disputa de poder y al grado de peso de la ex presidente en las líneas fundamentales del Gobierno. En su carta, Cristina Kirchner negó toda injerencia y lo hizo de tal modo que sugirió una toma de distancia sobre los resultados. “El sistema de decisión en el Poder Ejecutivo hace imposible que no sea el Presidente el que tome las decisiones de gobierno”, afirmó

Y agregó: “En este marco de derrumbe macrista más pandemia, quienes idearon, impulsaron y apoyaron aquellas políticas, hoy maltratan a un Presidente que, más allá de funcionarios o funcionarias que no funcionan y más allá de aciertos o desaciertos, no tiene ninguno de los ‘defectos’ que me atribuían y que según no pocos, eran los problemas centrales de mi gestión”.

En esa línea cuestionó duramente a los empresarios y al reciente coloquio de IDEA. “El punto cúlmine de ese maltrato permanente y sistemático, se produjo hace pocos días en un famoso encuentro empresario autodenominado como lugar de ideas, en el que mientras el Presidente de la Nación hacía uso de la palabra, los empresarios concurrentes lo agredían en simultáneo y le reprochaban, entre otras cosas, lo mucho que hablaba”.

Luego de esas críticas y varias líneas dedicadas a cuestionar la gestión macrista, la ex presidente dijo que haría falta además un amplio acuerdo con empresarios, políticos y sociales para resolver el problema económico expresado por el precio del dólar. Y hasta incluyó a los medios, también cuestionados.