Ramallo: cuál es la acción que más puede subir gracias al coronavirus

En tiempos como los actuales en los que el teletrabajo se ha convertido en algo habitual en todo el mundo y las teleconferencias ganaron un espacio nunca antes visto, existe una compañía con asiento en San José, California que cumple al pie de la letra aquel refrán que dice que “toda crisis puede convertirse en una oportunidad”

Por Rubén Ramallo

Su repentino auge se debe a que debido a las medidas de distanciamiento social decretadas en numerosos países, millones de personas que trabajan desde casa en condiciones de autoaislamiento, recurren masivamente a este tipo de servicios para mantener el contacto con colegas y allegados.

De hecho, el número de descargas de aplicaciones móviles de servicios usados en el teletrabajo, entre ellas, la de Zoom, ha experimentado un crecimiento de descargas superior al 100%.

Esta situación ha sido percibida por numerosos inversores que encontraron un gran atractivo en las acciones de Zoom Video Communications, la empresa estadounidense de servicios de conferencia remota, ya que desde que se desató la pandemia su cotización, que está registrada en el Nasdaq como “ZM” trepó nada menos que un 130%.

Con esta suba, la capitalización de la compañía fundada por el inmigrante chino Eric Yuan ha aumentado hasta los 44.000 millones de dólares, el doble del valor de Twitter.

Lo curioso del caso es que en el mercado electrónico existe otra compañía con ese nombre, es de origen chino y su “ticker” es “ZOOM”, por lo que para evitar confusiones, la SEC, es decir la Comisión Nacional de Valores de EE.UU. decidió suspender su cotización hasta el 9 de abril.

La decisión del ente regulador se debió a que obviamente la similitud en los nombres ha causado confusión en el mercado en particular a partir de la declaración de la pandemia de coronavirus por parte de la OMS, por lo que muchos inversores compraron por error papeles de la compañía equivocada.

Su salida a la bolsa neoyorkina se produjo hace menos de un año, a mediados de abril de 2019 a un precio de u$s60, por lo que acumula una suba nada despreciable del 160 por ciento.

Desde el punto de vista operativo, en la actualidad atiende a más de 65.000 empresas, lo que se traduce en 40 millones de usuarios que eligen su software de videconferencias.

Según fuentes del sector la base de usuarios activos diarios creció 67% desde principios de enero.

Algunos de ellos utilizan la opción gratuita, que limita la charla a 40 minutos y no se puede grabar, pero el grueso de las compañías que se conectan apelan a las versiones “pro”, de entre 15 y 20 dólares por mes, que incluyen algunos servicios como el almacenamiento ilimitado de grabaciones en la nube.