“Quienes adoptaron la banca móvil, nunca más hicieron una fila para pagar impuestos o servicios”

Los bancos ante la pandemia

Por José Calero

Las nuevas tecnologías ya venían cambiando la forma de operar en las entidades financieras, pero la pandemia aceleró transformaciones que prometen quedarse para siempre.

Ese cuadro de situación se repite en todas las entidades en el país e impactó fuerte sobre una institución clave como el Banco Ciudad.

Fernando Elías, vicepresidente de la entidad, sintetiza con una frase los cambios acelerados que vienen ocurriendo: “Así como aquellos que aprendieron a usar un cajero automático, no volvieron al cobro por caja nunca más. Los que ahora prueban la banca móvil, nunca más hacen una fila para pagar impuestos o servicios”, explica en diálogo con Bank Magazine.

El otro capítulo central es la inclusión financiera: “Hemos logrado avances con medidas como las cajas de ahorro gratuitas o la inclusión de los planes sociales y personas en situación de calle, y de distintos actores económicos, por ejemplo las cooperativas y el comercio”, destaca.

El banco también realizó talleres y jornadas de capacitación a partir de las nuevas sucursales y ATM (cajeros automáticos) que se instalaron en barrios donde no los había.

Durante la cuarentena, el Ciudad continuó la renovación de los lobbies y ATMs, inaugurando los de los Hospitales Tornú y Muñiz; Secretaría de Educación; Estaciones de Subte Independencia y Av. de Mayo de línea C; y en los supermercados Jumbo de Almagro y Disco de Morón.

Una de las iniciativas más llamativas para los vecinos fue el  móvil que contiene  un Cajero Automático para dar servicios adicionales en diferentes barrios de la Ciudad de Buenos Aires, que tiene como primer destino Barrio 1-11-14 en Flores.

Al menos dos de cada tres de los beneficiarios del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) ya tienen cuenta bancaria para cobrar este beneficio que paga ANSES y quienes aún no tienen cuenta, pueden solicitar una caja de ahorro gratuita completando un sencillo trámite online en el banco, destaca Elías.

“Un gran avance son los desarrollos tecnológicos, como el alias CBU y el Debin para facilitar las transferencias y débitos entre todo tipo de cuentas, las billeteras virtuales y los botones de pago”, señala.

Y subraya que “todas estas herramientas están al alcance de la gente en sus smartphones y, con una serie de incentivos, es probable que logremos que una gran mayoría adopte las más modernas herramientas financieras y aprovechen sus ventajas, más allá de la situación económica o cultural que presente cada uno”.

“Así sucedió con los ATMs, donde aquellos que aprendieron a usar un cajero automático no volvieron al cobro por caja nunca más”, enfatiza.

“De la misma manera hoy, quienes adoptaron las aplicaciones de la banca móvil y las interacciones digitales que permiten realizar todo tipo de operaciones y pagos virtuales, sin necesidad de efectivo ni de movilizarse, nunca más hicieron una fila para pagar impuestos o servicios”, destaca.

Con relación al uso de los canales digitales, en el Banco Ciudad registraron una suba mensual de casi el 20% en las operaciones monetarias realizadas a través del Home Banking, registrando más de 1,2 millones en mayo.

Y un dato sorprende: la cantidad de operaciones mediante la Aplicación Móvil del banco crece alrededor del 34% mensual, un crecimiento que no esperaban ni los más optimistas.