Qué exporta y adónde, la Argentina

Los datos del INDEC contenidos en su informe mensual sobre intercambio comercial que arrojó un superávit por primera vez en 21 meses. Sin embargo, dista de ser completamente positivo. “Las exportaciones de septiembre cayeron 4,8% interanual y en millones de dólares se trata de -us$255 millones.

Los precios crecieron 7,3% y las cantidades se contrajeron 11,2%. El valor de las exportaciones de productos primarios se redujo 32,3% de manera interanual; los precios aumentaron 4,2% y las cantidades se contrajeron 35%.

Las exportaciones de MOA (Manufacturas de Origen Agropecuario) aumentaron 1,2%; los precios crecieron 3,2% y las cantidades se contrajeron 2%. Las exportaciones de MOI (Manufacturas de Origen Industrial) decrecieron 4%; los precios subieron 0,5% y las cantidades disminuyeron 4,4%”, explicó el organismo estadístico.

En un escenario en que la sequía viene de afectar los cultivos de soja, aunque se destaca un aumento en la venta al exterior de carnes, y sorpresivamente, de pesca.

Vaca Muerta y la pesca comercial son dos de los rubros que pueden mejorar la performance exportadora argentina. De hecho, China se convirtió en el principal destino de nuestras exportaciones pesqueras.

Desde julio a esta parte se advierte la tendencia en los números que registra el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). Entre enero y agosto, el país asiático se quedó con 76.152 toneladas a cambio de 304,3 millones de dólares. En término porcentuales, creció un 61,5 y un 80,9 por ciento respectivamente en relación al mismo período de 2017.

De esta forma, relegó a España al segundo lugar; aunque el país ibérico conserva un significativo volumen de negocios con la industria nacional. En los primeros ocho meses del año absorbió 52.908 toneladas por 269,4 millones de dólares.

Hoy el comercio con China explica el 23,4 por ciento del volumen total exportado por el sector y el 22,7 por ciento de las divisas que genera. Tanto el langostino como el calamar traccionan esta realidad, siendo las dos principales especies enviadas al “Gigante” de Asia.

Daniel Funes de Rioja, presidente de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL) sostiene que “es necesaria una articulación de las estrategias de producción y exportación. Por un lado el Gobierno está abriendo mercados claramente, pero por otro lado tenemos que trabajar fuertemente para definir la oferta exportable, porque podés tener mercados y no tener productos. Elaborar esa estrategia requiere de un trabajo conjunto entre el sector público y el privado”.

La evolución de lo que se exporta, “de commodities a productos con marcas”, entre los analistas coinciden en que es la clave. Sigaut Gravina, por ejemplo, ren consulta con Ámbito Financiero,  afirmó “hay que hacer marketing, apertura de mercados, acuerdos comerciales. Insertarse en las cadenas de valor. Adaptarse a las normas fitosanitarias. Hacer acuerdos con empresas de supermercados en el mundo. Tenés que entrar con productos, con marcas”.