Probable reapertura de inmobiliarias, con nueva Ley de Alquileres

Probable reapertura de inmobiliarias, con nueva Ley de Alquileres

Las inmobiliarias podrían reabrir en la Ciudad de Buenos Aires con el fin de la cuarentena estricta. Así, comenzarán a firmarse los primeros contratos con la nueva ley de alquileres. En tanto, las agrupaciones de inquilinos solicitarán al Ministerio de Vivienda que se prorrogue el decreto que congela alquileres y prohíbe desalojos hasta octubre. En el Senado ya se encuentra un proyecto de ley para extenderlo hasta 2021.

Reapertura

La nueva ley de alquileres entró en vigencia el primero de julio en todo el país. Los primeros contratos ley se firmaron en varias ciudades, pero no en el AMBA. El mismo día que comenzó a aplicarse coincidió con el arranque de una cuarentena más estricta, que se extenderá hasta el viernes.

Sin embargo, en la Ciudad de Buenos Aires podrían reabrir las inmobiliarias y permitirse las mudanzas, y con eso, aplicarse la nueva ley para nuevos contratos. “Las inmobiliarias las tomamos en la misma situación que los comercios. Analizamos volver a como estábamos antes del primero de julio, por lo que quedarían abiertas”, confirmaron desde el gobierno porteño. En la Provincia, podría variar según cada municipio.

Cabe aclarar que todavía rige el decreto 320 que publicó el Gobierno nacional en marzo. Esto significa que, ante un vencimiento de contrato, se puede prorrogar automáticamente hasta el 30 de septiembre, con el mismo precio. El mismo DNU prohibió desalojos y obligó el pago bancarizado hasta octubre. 

Prórroga

Agrupaciones de inquilinos anticipan que pedirán a la ministra de Vivienda, María Eugenia Bielsa, que se extienda el plazo de vigencia del DNU hasta 2021. Gervasio Muñoz, presidente de la Federación de Inquilinos Agrupados, explicó: “La imposibilidad de pagar el alquiler y la especulación que hay sobre los precios de los alquileres en un momento tan sensible hacen fundamental la extensión para garantizar la vivienda”.

Según Inquilinos Agrupados, el 25 por ciento de los inquilinos no pagó en su totalidad el alquiler de julio en la Ciudad. “Acumulan tres meses de deuda”, afirma el relevamiento. En cuanto a los precios, registran una “aceleración”, según el último informe de Zonaprop. La suba fue de 3,8 por ciento en junio y acumula en todo el semestre 19,8 por ciento, muy por encima de la inflación del período (11,1 por ciento hasta mayo).

Fernando Muñoz, de la Defensoría del Inquilino de la Ciudad, considera que el decreto debe seguir al menos 6 meses. “El objetivo es evitar los desalojos masivos que se van a venir en octubre, y en el mientras tanto que se resuelva el endeudamiento de las familias”, afirmó. La principal consulta en la Defensoria tiene que ver con la imposibilidad de pagar, la terminación de contratos anticipados por este motivo y las deudas generadas. Estiman que medio millón de hogares van a tener complicación para pagar el alquiler.

Estos pedidos de los inquilinos encuentran respaldo del Congreso. La senadora del FdT María de los Angeles Sacnun presentó un proyecto para extender el decreto hasta marzo 2021. La legisladora afirmó que desde el oficialismo no buscarán aprobarlo de inmediato. “Vamos a ir viendo la evolución de la situación del mercado y de las familias. Si persisten estas condiciones, habrá que amparar”, aseguró. Además, consideró que deberá haber un “equilibrio” con los propietarios.

En tanto, el consultor inmobiliario José Rozados opinó que una prórroga de los congelamientos podría ser una “señal negativa para motorizar la inversión”, lo que podría desincentivar la oferta. “Hay que asegurarle a quien tenga excedente que vuelque ese ahorro a la compra de viviendas para motorizar la industria de la construcción, que tiene un efecto multiplicador, necesario para la pospandemia”, opinó. Una de las próximas medidas del gobierno podría ser un blanqueo de capitales para inversiones inmobiliarias. 

Fuente: Página 12