Primeras imágenes de la nueva generación, de Fiat Panda

Primeras imágenes de la nueva generación, de Fiat Panda

Finalmente, el modelo que será el pilar de la nueva gama de Fiat comienza a ser develado: la marca italiana publicó las primeras imágenes del Grande Panda, la nueva generación del icónico hatchback que será comercializado en todo el mundo y podrá adaptarse a todo tipo de sistemas de propulsión, con la reconocida experiencia de la firma de Turín en vehículos accesibles.

Para ello, la clave está en su plataforma: el Grande Panda –nombre que recibió para diferenciarlo del Panda de generación anterior que seguirá comercializándose por lo menos hasta 2026- está desarrollado sobre la plataforma Smart Car, que no es otra que una versión de la arquitectura CMP/eCMP de origen PSA. Si bien comparte el concepto y numerosos componentes con el nuevo Citroën C3 europeo, Fiat logró diferenciarlo por completo y darle su propia impronta.

Estas primeras fotografías muestran con bastante detalle su diseño exterior. Estéticamente, está inspirado en la primera generación del Panda y cuenta con numerosos guiños al modelo original, comenzando por sus formas cuadradas. En el sector frontal se destacan los faros rectangulares con una firma luminosa en forma de píxeles, con el emblema de Fiat ubicado a la derecha de la parrilla. Por debajo se ubica una toma de aire parcialmente carenada que también sigue el patrón de píxeles y protecciones plásticas que recorren todos los bajos de la carrocería y los pasarruedas.

Panda de la década del 80

De perfil justamente conserva las formas cuadradas y una silueta que también recuerda al Panda de la década del 80, con una línea de cintura alta y un aplique en el pilar C, justo donde termina la ventanilla trasera que posee el logo de la marca pero que, dependiendo de la perspectiva con que se lo mire, también dibuja el clásico emblema de las cuatro barras que identificó a la compañía entre los 80 y 90. Además, el nombre del modelo está estampado en relieve en la parte baja de las puertas, mientras que las llantas de aleación  también están inspiradas en las de la primera generación. Por último, el remate posterior es bastante simple, con una luneta recta, faros rectangulares con su firma luminosa cuadriculada y una generosa defensa en la parte inferior del paragolpes, lo que sumado a las barras de techo y a su despeje, le dan un decidido aire aventurero o de crossover.

Por el momento, Fiat no publicó imágenes del interior, pero es de esperarse que, al igual que en el C3, se destaque por su tecnología –con instrumental digital y una gran pantalla para el sistema multimedia- junto con un diseño simple, con múltiples portaobjetos y un buen aprovechamiento del espacio.

Tal como señalamos anteriormente, comparte con el producto del doble chevrón la plataforma Smart Car, por lo que es esperable que también ofrezca su misma gama de motorizaciones:

En Europa para la opción de entrada de gama, está disponible el propulsor PureTech 1.2 de 100 CV, acoplado a una caja manual de 6 marchas. La segunda opción para quienes no quieran pasarse a la electrificación total es una versión micro-híbrida, que combina el motor PureTech 1.2 de 100 CV y 205 Nm de par, con un sistema mild-hybrid de 48V y que en este caso, se asocia a una caja automática de doble embrague de 6 velocidades. Por último, la variante 100% eléctrica cuenta con un motor de 110 CV y batería LFP de 44 kWh de capacidad, que le proporciona una autonomía de hasta 320 kilómetros según el ciclo WLTP.

La marca italiana aseguró que el nuevo Panda se venderá en todo el mundo, por lo que su llegada a nuestra región está casi asegurada y de hecho, ya se viene hablando de este proyecto, más aún considerando que Stellantis ya fabrica su arquitectura en la planta de Porto Real y seguramente también lo haga en Betim. Podría posicionarse como sucesor del Argo y eso no es todo, también sumará otras variantes como un SUV y hasta una pick up. Su presentación completa podría darse a principios de julio, coincidiendo con el aniversario de Fiat.

Fuente: EFE